Revistas de educación españolas y su importancia en el ámbito mundial

La importancia que una revista tiene en el ámbito académico se suele medir mediante unos índices que, teniendo en cuenta el factor de impacto de la revista (citas que les han dedicado otras publicaciones posteriores fundamentalmente) y otros semejantes, ofrecen unos rankings que permiten ubicar una revista dada en el contexto de las otras revistas y establece numéricamente su importancia y calidad. Esta evaluación es de una enorme trascendencia a la hora de elegir  fuentes para documentarse y, desde luego, para saber en dónde es mejor publicar los trabajos científicos.

Hasta el momento, el índice más importante, por la amplitud de su fondo indizado y por la entidad que lo edita (ISI Web of Knowledge) es el Journal Citation Reports, también conocido como JCR. Hasta fechas muy recientes, si nos ceñimos al ámbito educativo, no había prácticamente representación de la literatura educativa española en este índice. Ha sido en los últimos años cuando han empezado a aparecer revistas españolas de Educación en el JCR, lo que las ubica al mismo nivel de importancia y calidad que otras ya de reconocido prestigio, normalmente del ámbito anglosajón. Las “afortunadas” con esta valoración del JCR para el año 2010 han sido cinco , a saber : Revista Española de Pedagogía, Infancia y Aprendizaje, Teoría de la Educación. Revista Internuniversitaria, Revista de Psicodidáctica y Comunicar : Revista Científica de Comunicación y Educación.

Evidentemente, la existencia de estos índices da un poder enorme a las entidades productoras, ya que son ellas las que determinan no sólo qué revista es la mejor en el ámbito de su especialidad, sino también, de rebote, cuáles son los mejores investigadores (más citados).

En realidad, hay factores, sociales (redes de investigadores que se citan entre sí, idioma en que está escrito lo evaluado), por ejemplo, que no se tienen en cuenta a la hora de determinar hasta qué punto estos índices son capaces de revelar la calidad verdadera de los trabajos que evalúan con su método de citas.

Los fallos más comunes atribuidos al factor de impacto incluyen(Wikipedia):

  • El número de las citas no mide realmente la calidad de la publicación, pero sí la cantidad de publicaciones.
  • El periodo de cálculo base para citas es muy corto. Los artículos clásicos son citados frecuentemente aún después de décadas.
  • La naturaleza de los resultados en distintas áreas de investigación produce distinta cantidad de publicaciones y a diferente ritmo, lo que tiene un efecto en el factor de impacto. Generalmente, por ejemplo, las publicaciones médicas tienen un factor de impacto más alto que las publicaciones matemáticas.

A propósito de esta cuestión, Juan Luis Fuentes, David Luque y Ernesto López Gómez publican en Teoría de la Educación, vol. 24, jun. 2012, pp. 183-215, un concienzudo estudio bibliométrico de las cinco revistas mencionadas y, como colofón, ofrecen unas conclusiones que merece la pena destacar :

Para empezar afirman que, como hemos dicho desde aquí en alguna ocasión, quizá sean todas las que están pero no están todas las que son : o sea, que hay revistas de alta calidad que no aparecen citadas en el JCR, pero que, medidas con otros criterios distintos a los de JCR, son muy relevantes.

A partir del estudio realizado concluyen que :

“1. La inclusión de las revistas en el JCR no implica una financiación extra por parte de ninguna institución, ni privada ni pública”, aunque consideran que serían estas revistas las que deberían recibir apoyo financiero, al haber demostrado su solvencia internacionalmente.

“2. Se tiende en exceso a financiar investigaciones del ámbito de psicología de la educación marginando en este sentido la reflexión procedente de la rama de la filosofía o de la teoría de la educación.”

“3.La adopción del español como idioma de publicación permite un gran intercambio científico con instituciones extranjeras de habla hispana, pero las aleja de ser un destino atractivo para investigadores de habla inglesa.

4.Se demanda una mayor apertura a investigadores ajenos a los organigramas científicos, universidades donde se editan las revistas y a otras instituciones de educación no superior”

Anuncios

Dropbox : nuevas herramientas para los docentes

Dropbox es un servicio que permite a sus usuarios acceder a sus propias fotos, documentos y vídeos desde cualquier lugar. Esto significa que cualquier archivo que sea guardado en nuestra cuenta de Dropbox se guardará automáticamente en todos los equipos, teléfonos y hasta en el sitio web de Dropbox que gestionemos (la información se almacena de manera permanente en servidores de Internet y se envía a cachés temporales de cliente, lo que incluye equipos de escritorio, centros de ocio, portátiles, etc.) y, además, tendríamos la opción de poder compartir con otras personas dichos archivos, siempre pudiendo seleccionar qué compartir con quién. En resumen, el servicio Dropbox permite a los usuarios almacenar y sincronizar archivos en línea y entre computadoras, y compartir archivos y carpetas con otros usuarios.

Dropbox puede tener múltiples aplicaciones en el aula. Por ejemplo, puede utilizarse para enseñar a los alumnos el concepto y procedimiento de subir y compartir archivos en la nube (vía Internet).

Al estar enlazados los archivos del docente y de los alumnos permite compartir materiales de consulta, poner a disposición de los alumnos archivos que sirvan de base para sus trabajos, o disponer de un buen sistema que permita que cada alumno posea una cuenta personal para entregar al profesor sus trabajos personales y compartirlos.

Puede crearse un espacio común de intercambio para realizar trabajos colaborativos o de comunicación con las familias. De esta manera nos movemos como si se tratase de una red interna.

Veamos algunos ejemplos concretos de los usos de Dropbox en la enseñanza. Podemos :

*Compartir una determinada carpeta para trabajar colaborativamente

*Compartir una determinada carpeta con los alumnos aunque no dispongan de Dropbox

*Guardar documentos de referencia

*Compartir ficheros de gran tamaño mediante la carpeta Public

*Crear una página web

*Contar con una copia de seguridad de cada trabajo

*Enviar archivos por email a una carpeta

*Sincronizar ficheros entre casa y centro

*Colaborar entre centros

*Compartir documentos mediante el teléfono móvil

También existen diversos servicios y aplicaciones que se han creado específicamente para poder sacarle el máximo provecho a las funcionalidades básicas de Dropbox.

Extracto de : Cañellas Mayor, Alicia.”Dropbox : alojamiento en la nube al servicio del docente”. En : C&P : Comunicación y Pedagogía. 2012/nº 257-258, pp. 37-41

La educación inclusiva europea para inmigrados

Las referencias a la educación en la normativa europea sobre inmigración y minorías son abundantes y ello tiene mucho sentido : una ciudadanía de origen inmigrado con niveles elevados de educación significa sentar las bases de su inclusión en el futuro.  Invertir en educación de alumnado de origen inmigrado o de minorías es invertir en cohesión social a medio y largo plazo.

Ya en el informe PISA 2006 los datos dejaban claro que el 10% de la población escolarizada con quince años en la UE había nacido en el extranjero o bien sus padres lo eran.

La problemática que plantea este tema se asume que el factor migración influye decisivamente en la obtención de resultados escolares del alumnado de origen inmigrado. Según el informe PISA, alrededor del 50% de las diferencias en el rendimiento escolar pueden atribuirse a causas relacionadas directamente con el origen social. En este sentido, el alumnado de origen inmigrado obtiene peores resultados que sus iguales autóctonos de la misma categoría socioeconómica. Algunas de las explicaciones que se aportan son :

-El proceso migratorio conlleva una devaluación de los aprendizajes de la familia adquiridos en el país de origen.

– La lengua es un factor fundamental. Aquellos que no dominan la lengua del país de acogida están en franca desventaja.

– La expectativa académica es un factor de primer orden, sobre todo la de la madre.

-Las concentraciones escolares de alumnado de origen inmigrado penalizan un adecuado desarrollo de su vida académica.

-La segregación de este alumnado dentro de la misma escuela.

Algunas de las medidas tomadas por la UE en materia de política educativa para paliar estas desventajas son :

-Programas de aprendizaje de la lengua o lenguas de la sociedad de acogida

-Programas de aprendizaje de la lengua o lenguas del país de origen, cosa que refuerza el reconocimiento y la autoestima.

-Apoyo educativo que compense la falta de oportunidades de partida en forma de medidas de discriminación positiva.

-Apoyo educativo durante el proceso de escolarización (ayuda para realizar tareas escolares y tutorización)

-Programas de segunda oportunidad para aquel alumnado que ha quedado del sistema de forma temprana.

-Educación de personas adultas, especialmente aprendizaje de la lengua del país de acogida.

-Educación infantil, para sentar las bases de un aprendizaje lingüístico sólido.

-Educación inclusiva, que impide la creación de guetos escolares.

-Política de profesorado que incentiva la retención de los mejores maestros en las zonas especialmente pobladas de alumnos inmigrados.

-Educación multicultural.

Está claro, pues, que Europa tiene muy claro el diagnóstico inicial y sus causas. Sin embargo, aunque también se tienen claras las estrategias para la inclusión, se está todavía lejos de encontrar fórmulas válidas para la solución de los distintos problemas que trae aparejada este tipo de educación inclusiva. El futuro pasa por un trabajo en red a nivel europeo, como la estrategia Europe 2020, que proporciona nuevas oportunidades para tratar de soslayar las distancias entre política pública y praxis administrativa. Sin duda es el marco de presente y de futuro que debe garantizar el mencionado trabajo en red.

Extracto de: Essomba, Miguel Ángel. “Inmigración, sociedad y educación en la UE : hacia una política educativa de plena inclusión. En : Cultura y Educación, 2012, 24 (2), 137-148

La educación estética a través de la educación artística

La cultura estética del ser humano es el conjunto de estímulos que le mueven a la emoción, que le conmueven en su interior en un proceso personal de objetivación del estímulo.  La felicidad humana se cultiva, en parte, atraída por los objetos estéticos sin razón utilitarista, con carácter lúdico y espontáneo, provocadores de la imaginación.

Hay una razonable cercanía entre arte y estética y a veces suelen interpretarse como un todo. Pero no sólo es el arte lo que genera un goce estético. Éste puede venir dado por la contemplación de la naturaleza, por el propio pensamiento creador, por la esfera de las relaciones humanas, etc. No sólo nos atrae la belleza en las llamadas bellas artes, sino en todas las realidades y acontecimientos que tejen la existencia del hombre.

Puesto que la estética implica una dimensión más genérica que el arte, sabemos que su crecimiento se puede estimular desde dentro y desde fuera de la educación artística. Sin embargo, nos importa tratar de descubrir adónde nos lleva el recorrido que vincula la educación estética con la educación artística y de qué modo la primera se ve fortalecida por la segunda.

Apoyada en la fuerza expresiva y comunicativa de los lenguajes simbólicos, la educación artística se presenta como una experiencia de aprendizaje en sí misma. Su práctica robustece una serie de objetivos pedagógicos como la ampliación del horizonte de los sentidos, la mejora de la calidad del mundo perceptivo propio y la relación con los demás, los objetos, la naturaleza y el ámbito cultural universal.

Por esto la educación de la dimensión estética a través de la educación artística puede ayudarnos a conseguir en los alumnos :

– la ampliación de su registro sensorial y sensible

-la mejora de la atención en la contemplación de ideas, de sonidos y de imágenes

-la práctica del juego imaginativo, el ejercicio de la fantasía

-el aumento de su vocabulario expresivo y comunicativo

-la mejora en su capacidad de selección y de decisión para generar representaciones simbólicas

-la formación de un juicio estético

-el compromiso colectivo vinculado al deseo de compartir sentimientos.

En la intervención en el aula podríamos establecer cuatro momentos que empujan a cada alumno a reaccionar ante los diferentes estímulos del proceso creativo : la fase de sensibilización, la de identificación, la de desarrollo y la de producto.

A la fase de sensibilización le corresponden los conceptos de despertar, descubrir, inquietud, necesidad, vivencia.

A la de identificación : reflexión, descubrimiento, reconocimiento, adquisición de identidad

A la de desarrollo : Exploración (saber quién soy) y búsqueda de respuestas (darle una respuesta al otro)

A la de producto : Manifestación ante los demás del yo

Porque sabemos que a los alumnos hoy ya no les vale solo estudiar. Es fundamental que desarrollen sus capacidades personales relacionadas con su imagen, su autoestima, su comprensión del lenguaje no verbal, sus dotes para la observación y sus facultades creativas para adaptarse a cualquier entorno. Y es aquí donde debe tener un sitio muy importante el trabajo de la educación expresiva, de la educación estética y de la educación artística.

Extracto de : Sánchez, Galo. “Educación estética y educación artística : reflexiones para una enseñanza creativa”. En : Aula, 16, 2010, pp.21-32