La educación inclusiva europea para inmigrados

Las referencias a la educación en la normativa europea sobre inmigración y minorías son abundantes y ello tiene mucho sentido : una ciudadanía de origen inmigrado con niveles elevados de educación significa sentar las bases de su inclusión en el futuro.  Invertir en educación de alumnado de origen inmigrado o de minorías es invertir en cohesión social a medio y largo plazo.

Ya en el informe PISA 2006 los datos dejaban claro que el 10% de la población escolarizada con quince años en la UE había nacido en el extranjero o bien sus padres lo eran.

La problemática que plantea este tema se asume que el factor migración influye decisivamente en la obtención de resultados escolares del alumnado de origen inmigrado. Según el informe PISA, alrededor del 50% de las diferencias en el rendimiento escolar pueden atribuirse a causas relacionadas directamente con el origen social. En este sentido, el alumnado de origen inmigrado obtiene peores resultados que sus iguales autóctonos de la misma categoría socioeconómica. Algunas de las explicaciones que se aportan son :

-El proceso migratorio conlleva una devaluación de los aprendizajes de la familia adquiridos en el país de origen.

– La lengua es un factor fundamental. Aquellos que no dominan la lengua del país de acogida están en franca desventaja.

– La expectativa académica es un factor de primer orden, sobre todo la de la madre.

-Las concentraciones escolares de alumnado de origen inmigrado penalizan un adecuado desarrollo de su vida académica.

-La segregación de este alumnado dentro de la misma escuela.

Algunas de las medidas tomadas por la UE en materia de política educativa para paliar estas desventajas son :

-Programas de aprendizaje de la lengua o lenguas de la sociedad de acogida

-Programas de aprendizaje de la lengua o lenguas del país de origen, cosa que refuerza el reconocimiento y la autoestima.

-Apoyo educativo que compense la falta de oportunidades de partida en forma de medidas de discriminación positiva.

-Apoyo educativo durante el proceso de escolarización (ayuda para realizar tareas escolares y tutorización)

-Programas de segunda oportunidad para aquel alumnado que ha quedado del sistema de forma temprana.

-Educación de personas adultas, especialmente aprendizaje de la lengua del país de acogida.

-Educación infantil, para sentar las bases de un aprendizaje lingüístico sólido.

-Educación inclusiva, que impide la creación de guetos escolares.

-Política de profesorado que incentiva la retención de los mejores maestros en las zonas especialmente pobladas de alumnos inmigrados.

-Educación multicultural.

Está claro, pues, que Europa tiene muy claro el diagnóstico inicial y sus causas. Sin embargo, aunque también se tienen claras las estrategias para la inclusión, se está todavía lejos de encontrar fórmulas válidas para la solución de los distintos problemas que trae aparejada este tipo de educación inclusiva. El futuro pasa por un trabajo en red a nivel europeo, como la estrategia Europe 2020, que proporciona nuevas oportunidades para tratar de soslayar las distancias entre política pública y praxis administrativa. Sin duda es el marco de presente y de futuro que debe garantizar el mencionado trabajo en red.

Extracto de: Essomba, Miguel Ángel. “Inmigración, sociedad y educación en la UE : hacia una política educativa de plena inclusión. En : Cultura y Educación, 2012, 24 (2), 137-148

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: