La escolarización de los niños con discapacidades visuales

     En España existen más de 7.400 alumnos y alumnas con ceguera u otro tipo de discapacidad visual grave. Más del 98 por ciento de los mismos quedarán escolarizados en centros de enseñanza ordinarios. Esto es así porque la inserción de estos niños en un ámbito común con niños y niñas de escolarización ordinaria se considera la mejor manera de integrar a estos escolares con deficiencias sensoriales con el resto de la sociedad. La organización de esta integración se lleva a cabo con la colaboración de la ONCE con los respectivos organismos oficiales encargados de la educación. Son 7.295 alumnos los que están  recibiendo una atención en educación integrada en centros ordinarios, mientras 108 son atendidos directamente por la ONCE.

    Según el nivel de estudios, 1.581 escolares son de Educación Infantil ; 1.394 de Educación Primaria ; 889 , ESO ; 244 en Bachillerato ; 229 en FP ; 692 han accedido a la Universidad y otros 2.374 se reparten en otros tipos de enseñanza. Naturalmente, todos ellos utilizan material educativo en braille.

  Por su parte, la ONCE mantiene 33 equipos específicos de atención al alumnado, repartidos en los distintos centros que esta organización tiene repartidos por el estado. Se ubican en Sevilla, Barcelona, Madrid, Pontevedra y Alicante. Funcionan, como se apuntaba anteriormente, en conjunción con los organismos educativos dependientes de las distintas administraciones.

    Cada alumno/a recibe un plan individualizado de atención, según sus necesidades y se le adjudica un maestro itinerante, encargado de asesorar al centro en que el alumno se integra y también a su familia. Además, se encarga de atender directamente al alumno : estimulación visual, autonomía personal y movilidad, enseñanza de braille o similar, tecnología adaptada, adaptación de recursos educativos, etc.

    El Gobierno ha dado impulso al proyecto “Escuela 2.0” , lo que supone un reto para estos alumnos y para las organizaciones educativas que los acogen, ya que todo al material (informático o no) y los contenidos que se manejen en el aula  han de resultar completamente accesibles. Según la ONCE, esta accesibilidad es prioritaria, ya que de ella depende que los alumnos con deficiencias visuales puedan integrarse plenamente en la comunidad educativa a que pertenezcan y, en definitiva, en la sociedad en que se encuentran insertos.

 

 

El pensamiento de los niños acerca del estado de la Tierra

La OMEP ha concebido un amplio proyecto de Educación para un Desarrollo Sostenible, junto con la World Organisation for Early Childhood Education. El propósito es orientar la educación hacia la sostenibilidad. Más allá de esto, estas instituciones estaban interesadas en recoger el pensamiento  de los niños acerca de la situación de la Tierra, así como mejorar el conocimiento de los profesores en la Educación para el Desarrollo Sostenible.

Los niños respondieron de muchas maneras distintas ante la cuestión “estado de la Tierra” (se les mostró un globo y algunos niños para que interpretasen la imagen).  La respuesta más común es  interpretar la imagen diciendo que los niños están limpiando la Tierra, porque está sucia. En general, los niños demostraron que tienen conocimientos sobre el tema, que reflexionan  sobre el mismo e incluso aportan ideas para solucionar los problemas del globo. Incluso niños menores de 8 años son capaces de participar en discusiones sobre temas medioambientales. Muchos de ellos tienen un conocimiento muy rico de los temas de la tierra y del medio ambiente.  Usan palabras clave que se relacionan con temas medioambientales, tales como limpio, salvar, protección, desperdicio, sucio, tiempo y tormenta.

El resultado del estudio indica que los niños se implican creando significado acerca de la relación entre conducta humana y medio ambiente y empiezan a pensar acerca del impacto de la conducta humana sobre el medio ambiente. Por ejemplo, llegaron a decir que la gente no puede vivir sin la Tierra y que deberíamos proteger la Tierra y la hierba, y el agua y las plantas o la Tierra se volvería negra.

Los profesores juegan un papel decisivo en el aprendizaje de estos niños sobre el desarrollo sostenible y deben desarrollar este tipo de enseñanza en sus clases. Los niños representan el futuro y es obligación nuestra sostenerlos en su conocimiento y búsqueda de soluciones en cuanto al futuro de la Tierra. Como el estudio demuestra, de entrada, los niños se sienten implicados en estos temas.

Extraído de : Ingrid Engdahl , Milada Rabusiková. “Children’s Voices about the State of the Earth”. En : International Journal of Early Childhood, vol. 43, n.2, 2011, pp. 153-176

 

 

Ciencia creativa

La revista Primary Science publica este mes (sept.-oct.) un editorial dedicado a la ciencia creativa (“Planning for Creative Science”). En él se plantea que, no obstante el hecho de que en todas las escuelas se afirme o se pretenda hacer ciencia creativa, no es el caso en realidad. Se duda de que todo el mundo tenga la capacidad para enseñar las ciencias de manera creativa y original.

Cita el informe All our futures : creativity, culture and education, realizado por el británico  National Advisory Committee on Creative and Cultural Education. Según el mismo, todos podemos ser, con una diferencia de grado, má o menos creativos o imaginativos. Y ofrece como características de la creatividad las siguientes :

  • Pensamiento o comportamiento imaginativo
  • Este pensamiento o comportamiento tienen un propósito, un objetivo
  • Estos deben generar algo original
  • El resultado debe tener un valor con relación al objetivo
 ¿De dónde podrían venir estas ideas originales? Quizá viendo la TV, o paseando o también observando a lo mismos niños. Esta última posibilidad parece la más rica en resultados, ya que los niños no son tan autocríticos como los adultos y esto hace que lancen sus ideas sin preocuparse de si valen o no. Además, habrá más ideas creativas en el aula si las ideas creativas del profesor son bien recibidas por sus superiores docentes.
  Es importante que se disponga de tiempo, para que los niños se sientan libres de preguntar, discutir, aportar, y que ese tiempo no sea demasiado rígido en su planteamiento. Esto exige un profesor también flexible y que sea apto en su elección de las preguntas que harán que los niños respondan con ideas creativas.
   Como decíamos en el post anterior, se debe planificar un medio, un contexto que sea de los niños y los ejemplos de actividades a  realizar van desde cultivar plantas a utilizar juguetes elásticos.
    En definitiva, el Reino Unido, con Gales a la cabeza, se prepara para dar un giro de creatividad a la hora de enseñar las ciencias. Será bueno aprender de ellos.

Gestión de la clase centrada en el niño

Los profesores  que orientan su docencia en función del niño  consiguen que éste mejore  en capacidad para la empatía, en responsabilidad y en actitudes prosociales.  Cuando se gestiona la clase centrada en los niños ,  los profesores  están transmitiéndoles expresamente que se les acepta como son y que son capaces de regular su propia  conducta, de elegir por sí mismos y de aceptar las consecuencias de sus opciones.

Las clases de la escuela elemental de hoy día ofrecen un medio no sólo para el crecimiento académico del niño sino también para el desarrollo de sus habilidades sociales y el desarrollo emocional. Para atender estas necesidades, los partidarios de la educación de niños en la temprana infancia han defendido intensamente el uso del curriculum dirigido p0r el niño en las clases. Cuando se lleva a cabo el aprendizaje dirigido por el niño en clase, se fomenta el desarrollo social y emocional del niño y la autonomía del estudiante  a través de interacciones enriquecedoras con los profesores y otro personal de la escuela.

Como reflejan las teorías de Vygotsky y Piaget, las experiencias sociales del niño juegan un papel importante en su desarrollo y aprendizaje. El niño progresa cuando se le anima a explorar libremente y a construir significados, a ser capaces de  elegir y a experimentar los resultados de esas elecciones. Las teorías pasadas y presentes sobre el desarrollo infantil afirman  que el niño tiene una necesidad crítica de libertad para autodirigirse, elegir y descubrir su propia manera de interactuar con el ambiente. Además, las investigaciones actuales han demostrado que cuando la tendencia de los niños a la independencia es coartada o dirigida a la fuerza esto puede dar como resultado problemas de conducta en clase, dificultad para completar las tareas, niveles bajos de motivación del estudiante y altos niveles de frustración del profesor.

Extraído de : Jennifer K. Pereira, Sondra Smith-Adcock. “Child-Centered Classroom Management”. En : Action in Teacher Education. 33 : 254-264, 2011.