Las universidades andaluzas a examen

la-investigacion-universitaria-sigue-cosechando-premios Lejos quedó la época en la que los avances científicos sólo venían de Madrid y Barcelona. Hoy en día, Andalucía y sus universidades son de las que más contribuyen al desarrollo y la investigación, y así se ha plasmado en informe de la Fundación Conocimiento y Desarrollo. Según el estudio “La contribución de las Universidades Española al desarrollo”, elaborado por la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD), las universidades públicas andaluzas se encuentran entre los diez primeros puestos en todos los indicadores de este ranking nacional de calidad investigadora. Este es el quinto año consecutivo que se elabora este informe.

El documento analiza la situación del sistema universitario español y aporta reflexiones sobre relevantes aspectos para su futuro como su financiación, la inserción laboral de los graduados, la transfrencia de conocimiento hacia el tejido productivo y el rol que desempeñan en la mejora de la productividad y la competitividad de la economía. Entre los indicadores utilizados para su elaboración, CYD ha tenido en cuenta el personal docente e investigador y los ingresos obtenidos por ellos, así como el número de tesis y los artículos publicados.

En cuanto al ratio de personal docente e investigador, destacan las universidades de Almería, Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla, que se encuentran entre los diez primeros puestos a nivel nacional, todas ellas con más de un 69% de personal docente con el título de doctor. Además, la Universida de Córdoba se ubica entre las diez primeras en cuanto a tesis producidas, al igual que por artículos de investigación publicados. Un indicador, éste último, en el que también sobresale la Pablo de Olavide.

El espectacular avance experimentado por la investigación andaluza es una de las conclusiones más claras de este informe, en el que sobresale la labor de universidades como la de Cádiz, Córdoba, Sevilla y Almería. Respecto al ranking nacional de la universidades con mayor atractivo para los nuevos alumnos la cosa se debate entre la Universidad de Sevilla y la de Granada. La Universidad de Córdoba, por su parte, destaca especialmente en calidad docente, un indicador en el que ocupa uno de los primeros puestos entre las 47 universidades públicas española, y en calidad del doctorado, en la que Cádiz también se encuentra entre las mejores

Bolonia, irremisiblemente…

bolonia1

2010 es el año que fija en el horizonte la definitiva puesta en marcha de la polémica reforma universitaria a nivel europeo. La crítica de muchos sectores ha puesto en tela de juicio este proceso. Estos son los puntos clave para entenderlo:

* Sistema comparable de titulaciones. Con ello se persigue una convergencia a nivel de reconocimiento de titulación, pero no de conocimientos, por lo que las universidades tienen libertad para realizar la configuración de sus títulos, ya que se considera que así explotarán mejor sus fortalezas y serán más competititvas.

* Tres ciclos. Partiendo del modelo anglosajón, el sistema consiste en tres etapas o ciclos : grado, máster y doctorado. El primer ciclo tendra un caráctr más genérico, mientras que los que siguen estarán más centrados en la especialización y su precio rondará los 2.000 € por curso.

En España los grados sustituyen a las anteriores licenciaturas y diplomaturas y durarán cuatro años, excepto las carreras de Medicina, Arquitectura y Veterinaria, que se prolongarán hasta los cinco.

*Equivalencia. Nace el Sistema Europeo de Transferencia de Créditos (ECTS), mediante el cual a un estudiante, por ejemplo, que haya hecho su carrera en España le resultará más fácil acreditar su titulación en otro país. Además, se crea también el Suplemento de Diploma (SD), un documento en el que se detallan las habilidades y competencias de cada titulado.

* Nuevo modelo de evaluación. El proceso implica un cambio en la forma de enseñanza, a partir de ahora más centrada en el estudiante como protagonista del proceso. Y es que con el nuevo plan, éste deberá tener un papel más activo a través de prácticas, trabajos individuales y en grupo, comentarios, debates… Asimismo, la evaluación por parte del profesor será continua, evitando la acumulación de trabajo en las fechas previas a los exámenes.

* Movilidad y adaptación. A través de los ECTS se quiere favorecer la movilidad estudiantil y laboral en el espacio europeo, en consonancia con el actual programa Erasmus. Un objetivo, no obstante, que está reñido con la actual creación de planes de estudio, ya que no se establecen criterios de convergencia.

* Financiación. Se trata de uno de los puntos más controvertidos y criticados del proceso, ya que la reforma de la financiación universitaria se basará en la diversificación de los fondos, bien mediante el aumento de las tasas a los alumnos, bien mediante inversiones de empresas privadas. En este punto la financiación pública se verá reducida, ya que el fin último es que sean las universidades las encargadas de su mantenimiento económico, propiciando así un sistema mixto de financiación.

Fuente : Educación. Suplemento especial de ABC, 26/06/09

Museos de ciencia y educación

Ciencia Habitualmente se habla de los museos de ciencia interactivos, y de otros establecimientos museísticos, como “espacios para el aprendizaje”. También habitualmente la palabra “aprendizaje” suele usarse en su acepción más clásica, la que define una experiencia cognitiva de asunción de conocmientos, en este caso científicos.  Esta vocación docente normalmente manifestada por estos museos se traduce en la existencia de departamentos educativos propios, en los que se ponen a punto productos didácticos para uso en las salas, los cuales suelen estar marcados por una inspiración fuertemente racional. Como espacio de aprendizaje, el museo de ciencia es un lugar de características muy especiales – son generalmente llamados centros de aprendizaje “no formal” – . No obstante, la línea educativa que desarrollan estos departamentos educativos propios de los museos suele estar muy mediatizada por los contenidos curriculares y las formas típicas de la escuela (aulas de impartición de talleres, dossiers didácticos, proyecciones de audiovisuales, etc.). No es raro que sea así, pues estos museos deben gran parte de sus cifras de visitantes al público escolar y es lógico que dediquen a este segmento importantes esfuerzos.

Hoy en día, el catálogo de actividades en torno a una exposición de ciencia suele ser muy extenso,  y debe decirse que los esfuerzos de los especialistas de la educación en este sentido han dado lugar a productos complementarios a las exposiciones de mucha calidad. Es posible ver funciones de teatro referidas a una exposición de ciencia o representaciones de cuenta-cuentos en ámbitos museísticos. Aún aplaudiendo estas labores complementarias, cabe destacar la importancia de la visita a una exposición o museo como una experiencia plenamente personal. Aquellas actividades son magníficas como elementos enriquecedores de la visita, pero no deberían sustituir la plena experiencia museística que vive un escolar recorriendo una sala y tomando contacto “tú a tú” con la exposición, en una dimensión personal e íntima.

Fuente : Museos de ciencia interactivos : ¿ciencia o arte? / Guillermo Fernández Navarro. Revista de Museología, 44, 2009, 22-29

La sobreeducación

sobreeducación La revista Papers publica en su nº 91 un artículo titulado Consecuencias sociales y culturales de la sobreeducación, cuyo autor es Rafael Gobernado Arribas. Su objetivo ha sido estudiar los efectos de la sobreeducación en la sociedad española actual .

Pero ¿qué es la sobreeducación? Existe sobreeducación cuando la población que constituye la demanda laboral posee un nivel educativo formal superior al que exige la oferta de empleo. Sobreeducación, por tanto, es sinónimo de infraocupación. Como se sabe, la educación (y también la sobreeducación)  es un concepto diferente al de formación en el puesto de trabajo : la educación se adquiere en organizaciones educativas al efecto y la formación se adquiere en las empresas o organizaciones en que se trabaja. Mientras que el ensamblaje entre formación y empleo es natural y espontáneo, el ensamblaje entre educación y empleo es más convencional.  La sobreeducación se produce no en el acceso al  mercado laboral o primera ocupación, sino también en la propia estructura del mercado de trabajo. Es decir,  tiene lugar en cualquier edad de la población ocupada

La educación, entiende el autor, es un factor relativamente controlado por el actor que sirve para mantener o mejorar el estatus. Por lo tanto, se debe entender que la sobreeducación es un fracaso y produce algún tipo de desazón que se manifiesta y compensa de diversas maneras. De acuerdo con esto,  se han determinado tres ámbitos en los que puede tener lugar esa desazón y su compensación posible : el ámbito laboral, el privado y el político.

Pero también, en una sociedad más moderna, se produce un mayor grado de incoherencia social y cultural en las mismas personas que en una sociedad más tradicional.  En una sociedad moderna se acaba por aceptar más fácilmente como normal la incoherencia entre educación y empleo. Posiblemente esto explique las escasas consecuencias sociales de la sobreeducación.

Estas  consecuencias han sido clasificadas en tres categorías : consecuencias empresariales u organizacionales, consecuencias privadas y consecuencias de carácter social o político. Se supone que los problemas de sobreeducación en la empresa u organización han de ser solucionados por el empresario o empleador, los problemas privados han de ser solucionados por cada cual y  los públicos han de ser solucionados por los políticos correspondientes.

La sobreeducación no plantea problema en la empresa. La población con estas características no es especialmente conflictiva ni está especialmente en contra del funcionamiento de la empresa u organización. Sin embargo, para que esa situación se mantenga, parece importante que la persona sobreeducada debe pensar que tiene expectativas de promoción, bien dentro de la empresa o bien en otra (el interés por cambiar de puesto de trabajo entre los sobreeducados es muy alto). En caso contrario, la población sobreeducada presenta insatisfacción en el trabajo y escaso interés por la empresa.

No parece tanto que la sobreeducación afecte mucho a la vida privada de la población en cuestión. Los niveles de satisfacción son semejantes a los del resto de la población. Esto se corresponde, no obstante, con un mayor interés por parte de los sobreeducados por estar con los amigos y por llevar a cabo actdividades de ocio y aficiones. Se aprecia que los amigos y aficiones pueden servir de compensación a nivel privado. Asimismo, la población sobreeducada tiene bastante más propensión a pertenecer a asociaciones (sobre todo asociaciones vecinales, culturales, benéficas, profesionales y políticas). En cierta forma, esta propensión al asociacionismo puede considerarse como otra forma de compensación privada el presumible descontento de la sobreeducación.

En España, el interés por la política es muy bajo en general. Sin embargo, la población sobreeducada tiene un marcado interés por hablar de política en su entorno social. También está más radicalizada, está más dispuesta a llevar a cabo actividades violentas para hacer valer sus derechos. No obstante, es ligeramente más de derechas y levemente más religiosa que el resto de la población no sobreeducada. La población sobreeducada tiende a identificarse con una clase social más alta que la no sobreeducada.

Para terminar la población sobreeducada en España prefiere volcar al espacio público su descontento o insatisfacción, en vez de hacerlo contra la empresa u organización en la que trabaja o contra sí mismo. Este tipo de persona consigue compensar de una u otra forma su desazón sin proyectarla sobre el ámbito laboral ni sobre el privado. Posiblemente culpen de su situación más al estado y a la sociedad que a otra cosa.

La “disrupción” como estrategia pedagógica

bulb-disruption Christina Schwabenland publica un artículo, An exploration of the use of disruption as a pedagogic intervention, en el vol. 17, n. 2 de junio de 2008, pp.293309 de la revista Educational Action Research.  Dicho artículo describe un viaje de exploración en el que la autora estudia un aspecto de su práctica docente  que hasta ahora no había examinado, el uso de la disrupción, y lo somete a interrogación.  El viaje es un ejercicio de investigación auto-etnográfica en el que la autora es su propio sujeto, localizado en el contexto del aula. Su propósito es,  según afirma, sacar a la superficie las creencias que apoyan este estrategia pedagógica y localizarla en el contexto de las teorías de la enseñanza y el aprendizaje en la educación superior, de manera que lo que se sabe pero aún no se ha pensado se haga asequible para la reflexión y el cuestionamiento. El artículo está estructurado de tal manera que traza los procesos de pensamiento que dieron forma a la dirección del viaje ; sigue una lógica dictada por la heurística del reconocimiento y la asociación. A través del viaje la autora  recurre a los informes reflexivos de los estudiantes para ilustrar sus conclusiones de que la disrupción es una estrategia metafórica que utiliza la lógica asociativa para promover transformaciones en los sistemas de creencias subyacentes de los estudiantes y es un artefacto de una ontología relativista. Asume una posición política respecto al cuestionamiento de las relaciones de poder y de la colusión. La autora concluye identificando algunas cuestiones éticas que surgen en esta estrategia de enseñanza. Subraya la importancia de un relación de confianza entre el profesor y estudiante que esté basada en un compromiso compartido respecto a la potencialidad del uno con el otro.

Maestros creativos

maestrocreativo Los escenarios de la sociedad del futuro están sufriendo continuos cambios y los maestros también están afectados por esta tendencia universal. Las competencias del docente han cambiado, no basta con ser maestro, hay que ser además creativo. El siglo XXI necesita maestros creativos que sepan sacar de sus alumnos todo el potencial interior que poseen. Presentamos brevemente las nuevas funciones que suponen que el docente esté dispuesto a reinventar y a reaprender con sus alumnos y a modificar el concepto de éxito en la clase :

* Función de coach : El docente debe actuar como el mejor de los entrenadores y debe conseguir que cualquier alumno esté capacitado para asumir el máximo de responsabilidad que le permitan sus habilidades. De la misma manera que un entrenador aconseja, guía y gestiona el talento de sus jugadores, tratando de dar lo mejor de sí mismo en el terreno de juego, el maestro ha de ser capaz de motivar, potenciar y aprovechar las cualidades muchas veces inexploradas de los alumnos de su clase, para conseguir un mayor rendimiento de cada uno, que repercutirá en la mejora de toda la clase.

* Función de arquitecto : El maestro, para organizar su aula, debe pensar como un arquitecto ; no sólo tiene que imaginar el futuro, también tiene que construirlo. Para visualizar en futuro hace falta tener capacidad para preverlo, así como una coherencia en su diseño y una propensión para asumir riesgos ; debe tratar de proporcionar un plano para construir las competencias necesarias para dominar el futuro y convertir el sueño en realidad. Un arquitecto es tanto un soñador como un delineante. Todo el progreso de la humanidad ha sucedido porque el hombre ha soñado. Lo que ayer era un sueño, hoy es una realidad, y lo que hoy es un sueño, puede convertirse mañana en realidad.

* Función de constructor del conocimiento : Un buen maestro, para construir el conocimiento de sus alumnos, debe saber convertir la información en conocimiento, tratando de seleccionar los datos y los informes que le llegan ; y después debe tratar de convertir los conocimientos en sabiduría, mediante la selección adecuada de los conocimientos, para pasar, posteriormente, a la reflexión y puesta en práctica. De esta forma el aprendizaje se convierte en una apasionante aventura.

* Función de promotor de la creatividad :  Es decir, iniciar o activa esta capacidad natural del ser humano que hasta ahora ha estado desconocida en el ámbito escolar. La creatividad no es tanto un don misterioso que poseen unas pocas personas con talento, sino la tarea cotidiana de establecer conexiones que no son obvias, como agrupar cosas que normalmente no van juntas.

* Función innovadora :  Entendemos por innovación un proceso de transformación que aporta un valor añadido, en comparación con lo ya existente, que se desarrolla paso a paso. Innovar comporta activar nuevos conocimientos, habilidades y actitude. Significa cambiar y mirar al futuro. La innovación que no provoca algún tipo de cambio no se puede calificar de éxito.

En resumen, el maestro creativo es un hombre o mujer que trabaja con su corazón, no sólo con su cabeza ; con el hemisferio derecho, creativo, de su cerebro. Se siente cómodo usando la retórica, el simbolismo, la metáfora y el diseño. Para estimular la creatividad, el educador debe poseer las características, actitudes, conocimientos y controles de comportamiento esenciales que le permitan crear una situación de aprendizaje total.

Fuente : El maestro creativo : nuevas competencias / Francisco Menchén Bellón. Tendencias pedagógicas, nº 14, 2009, pp. 279-289