• Ideas para la educación

    "No es posible una sociedad en libertad e igualdad sin personas conscientes, preparadas y capacitadas para pensar de manera autónoma, crítica y analítica. Se han de romper, por tanto, con los dogmas y los prejuicios. Hay que romper con la ignorancia para enfrentarse a un orden social injusto y abrir nuevos caminos. Hablamos de una educación entendida como pleno desarrollo del individuo y no como transmisión de un conjunto de valores admitidos." Colectivo Escuela Libre
  • Categorías

  • Archivos

  • Comentarios recientes

    Atención y memoria.… en La tercera edad, la capacidad…
    paideiablog en Maestros creativos
    Ana Belcy en Maestros creativos
    jlsamper en LA EDUCACIÓN LIBRE: UNA ALTERN…
    Pedro Osornio Gutiér… en Pedagogía de la complejid…
  • Nube de etiquetas

    abandono escolar Add new tag Adolescentes Alumnos con necesidades educativas especiales aprendizaje autoconcepto Bibliotecas escolares BUS Noticias CALIDAD Cognición competencias Complejidad COMUNICACIÓN LINGÜÍSTICA Conocimiento Creatividad De 0 a 6 años Deporte didáctica de las ciencias Didáctica de las matemáticas Educación Educación artística Educación especial educación inclusiva educación musical Educación Primaria Educación sonora Ejercicio físico empleo Enseñanza enseñanza de las ciencias escuela Espacio Europeo de Educación Superior España estrés docente Estudiantes Facultad de Ciencias de la Educación Familia formación del profesorado Formación de maestros Formación de profesores Género Huelgas Infancia innovación educativa Instituciones de Educación Superior Lectura Libros LOMCE Maestros Magisterio neoliberalismo niños e internet Noticias Padres y escuela PEDAGOGÍA Personas creativas Personas discapacitadas Plan de Bolonia Política educativa Proceso de Bolonia recortes en educación Rendimiento académico risa y aprendizaje Sexualidad sistema educativo socialización TIC y Educación UNIVERSIDAD Universidad de Sevilla Universidades US Noticias Valores videojuegos violencia escolar web 2.0
  • Posts Más Vistos

  • Top Clicks

Campaña “El derecho a leer en electrónico” #eread

La campaña “El derecho a leer en electrónico” es una iniciativa de EBLIDA (European Bureau of Library Information and Documentation Associations) a la que se ha sumado FESABID y las Asociaciones de Bibliotecas de España que la componen.

Derecho a leer en electrónico

El derecho a leer en electrónico.
Demos a los usuarios el derecho a leer en soporte electrónico mediante la legalización del préstamo de libros por parte de las bibliotecas.

Firmas: http://www.change.org/es/peticiones/for-the-right-to-e-read?utm_campaign=new_signature&utm_medium=email&utm_source=signature_receipt

Pedimos: 

  • Facilitar a los usuarios de nuestras bibliotecas los últimos libros electrónicos, como lo venimos haciendo con los libros impresos.
  • Adquirir libros electrónicos a precios justos y en términos razonables.
  • Que todos los ciudadanos, no solo los que lo pueden pagar, se puedan beneficiar del acceso gratuito a los libros electrónicos en las bibliotecas.
  • Que los autores reciban una remuneración justa  por el préstamo de los libros electrónicos al público.”

Fuente: http://www.fesabid.org/federacion/noticia/campana-el-derecho-a-leer-en-electronico-eread

Chomsky y el neoliberalismo en las Universidades

Originalmente publicado en El Espectador

EDUCACIÓN 13 MAR 2014 – 12:40 PM

“El neoliberalismo tomó por asalto a las universidades”: Noam Chomsky

El lingüista, filósofo y activista estadounidense habla sobre la manera como el modelo empresarial en el que se inscriben las instituciones de educación superior precariza la calidad de la enseñanza y el aprendizaje.

Por: María Luna Mendoza

"El neoliberalismo tomó por asalto a las universidades": Noam Chomsky

Contratos inestables, profesores temporales, flexibilización laboral, sobrecarga de trabajo, salarios injustos, escasa participación de la comunidad universitaria en la toma de decisiones, aumento de puestos administrativos y burocráticos, autoritarismo y exclusión, jóvenes sometidos a la presión de los créditos y las deudas, cursos superfluos, precios cada vez elevados, estudiantes que se limitan a tomar apuntes y a recitarlos de manera literal a la hora de la evaluación. “Todo esto sucede cuando las universidades se convierten en empresas, como ha venido ocurriendo durante las últimas décadas, cuando el neoliberalismo ha ido tomando por asalto cada una de las dimensiones de la vida”, dijo Noam Chomsky durante una reunión del Sindicato Universitario de Pittsburgh, Estados Unidos, en la que participó vía Skype.

Durante el encuentro, el lingüista, filósofo y activista estadounidense realizó una serie de observaciones sobre la manera como el modelo empresarial en el que tienden a inscribirse las instituciones de educación superior precariza la calidad de la enseñanza y el aprendizaje y reproduce “dinámicas autoritarias” indeseables para las sociedades actuales.

A continuación, algunas de sus apreciaciones:

“La estabilidad laboral de los profesores pende de un hilo”.

 La contratación temporal o por hora cátedra de los profesores es, para Chomsky, la reproducción de la lógica que rige el mundo de los negocios en la actualidad. “Es lo mismo que la contratación de temporales en la industria, aquellos que Wall Mart tilda como ‘asociados’: empleados sin derechos sociales ni cobertura sanitaria”, anotó el filósofo durante el encuentro. “La contratación de trabajadores temporales se ha disparado en el período neoliberal y en la universidad estamos asistiendo al mismo fenómeno”, agregó.

De acuerdo con Chomsky, aquellas universidades que avanzan por la vía empresarial, no hacen sino imponer la precariedad académica como único destino posible de la educación. “Cómo se afecta la calidad cuando los profesores no tienen estabilidad laboral: se convierten en trabajadores temporales, sobrecargados de tareas, con salarios baratos, sometidos a las burocracias administrativas y a los eternos concursos para conseguir una plaza permanente”, señaló.

“Los puestos administrativos y burocráticos en exceso son una suerte de despilfarro económico”

No crece el número de profesores, tampoco lo hace el de estudiantes, pero existe un acelerado aumento de “estratos administrativos y burocráticos dentro de las instituciones de educación superior, un aspecto que resulta bastante familiar a la industria privada”, manifestó el activista. “Los decanos, por ejemplo, se han convertido en todos unos burócratas que necesitan de vicedecanos, asistentes y secretarias”, ejemplificó.

“Los créditos de estudio sirven para adoctrinar a los estudiantes”

“Para el sector empresarial, el activismo estudiantil (feminista, ambientalista, antibelicista, etc.) es la prueba de que los jóvenes no están correctamente adoctrinados”, afirmó Chomsky. A su parecer, uno de los mejores métodos de adoctrinamiento ha sido el de los préstamos con los que los estudiantes financian sus carreras. “La deuda estudiantil es una trampa de la que los jóvenes no podrán salir en mucho tiempo. Los créditos funcionan como una carga que les obliga a alejarse de otros asuntos”, dijo. “Tal vez no surgieron con ese propósito, pero desde luego tienen ese efecto”, precisó.
Otra técnica de adoctrinamiento es, según Chomsky, la ausencia de vínculos profundos entre los docentes y los estudiantes, cuyas relaciones son cada vez más frías y superfluas. “Salones y clases grandes, profesores temporales, educación escasamente personalizada. Es muy similar a lo que uno espera que ocurra en una fábrica, en la que los trabajadores poco o nada tienen que ver en la organización de la producción o en la determinación del funcionamiento de la planta de trabajo, eso es cosa de ejecutivos. Igual sucede con los estudiantes”, aseveró.

“La participación directa de la comunidad universitaria en la toma de decisiones es legítima y útil”

Para el filósofo, en el pasado las cosas eran distintas y en ciertos sentidos mejores, pero distaban mucho de ser perfectas. “Las universidades tradicionales eran por ejemplo, extremadamente jerárquicas, con muy poca participación democrática en la toma de decisiones”. En ese sentido, hizo un llamado de atención sobre la necesidad de ampliar la democracia universitaria. “Debemos promover una institución democrática en la que la comunidad (profesores, estudiantes, personal no docente) participan en la determinación de la naturaleza de la universidad y de su funcionamiento”, manifestó.

“Hace falta enseñar a pensar”

De acuerdo con Chomsky, la educación, de cualquier nivel, debe hacer todo lo posible para que los estudiantes adquieran la capacidad de inquirir, crear, innovar y desafiar. “Queremos profesores y estudiantes comprometidos en actividades que resulten satisfactorias, disfrutables, desafiantes, apasionantes. Yo no creo que sea tan difícil”.

“En un seminario universitario razonable, no esperas que los estudiantes tomen apuntes literales y repitan todo lo que tú digas; lo que esperas es que te digan si te equivocas, o que vengan con nuevas ideas, que abran caminos que no habían sido pensados antes. Eso es lo que es la educación en todos los niveles”, concluyó.

http://www.elespectador.com/noticias/educacion/el-neoliberalismo-tomo-asalto-universidades-noam-chomsk-articulo-480438

Informe Pisa

Originalmente publicado en el diario ABC digital

Informe PISA: Los alumnos españoles, a la cola de la OCDE en «resolución de problemas»

Día 01/04/2014 – 15.41h
 El alumno medio de 15 años sabe escoger la ruta más corta en un mapa, pero tienen dificultades para manejar y programar el mp3 o la aspiradora
 pisa
ISABEL PERMUY
Los alumnos españoles empeoran sus resultados

El rendimiento medio de los alumnos españoles en «resolución de problemas» en PISA 2012 es de 477 puntos, 23 puntos por debajo de la media de la OCDE (500 puntos). España ocupa el puesto 29 entre los 44 países que han realizado esta prueba y el 23 entre los 28 de los que pertenecen a la OCDE.

Así lo reflejan los nuevos datos del informe PISA 2012, que dan a conocer este martes en Madrid el propio director del programa internacional de evaluación de alumnos, Andreas Schleicher, junto a la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio.

Según han avanzado fuentes del Ministerio de Educación, la puntuación media obtenida por España se corresponde con el nivel 2 de competencias de los seis establecidos en PISA, de manera que un alumno medio español de 15 años sería capaz de interpretar en un mapa de carreteras la ruta más corta cuando el tiempo de cada itinerario viene dado; podría seleccionar de un desplegable el mejor punto de encuentro para tres personas que viven en diferentes lugares, teniendo en cuenta diferentes condiciones, como hora de salida o climatología, o comprar el billete más barato, combinando metro-autobús y tren en una ciudad en la que nunca han estado.

Sin embargo, tendría dificultades para comprar la combinación de billetes anteriores si surgieran complicaciones como perder uno de los medios de transporte, tener que pagar una penalización, retrasos, etc. Tendría también problemas para manejar y programar aparatos electrónicos complejos aunque cotidianos, como un mp3, un robot aspiradora o el termostato del aire acondicionado y calefacción.

De acuerdo con los datos publicados este martes, el,porcentaje de alumnos rezagados en la competencia de resolución de problemas en España se sitúa en el 28,5%, mientras que solo el 7,8% logra estar entre los alumnos excelentes.

Por otra parte, los resultados obtenidos por los estudiantes en las pruebas digitales de matemáticas (475 puntos) y lectura (466) son inferiores a los del promedio de la OCDE participantes en esta modalidad, 497 y 496, respectivamente.

El director de PISA, Andreas Schleicher, ha apuntado que en las dificultades de los alumnos españoles no hay diferencias sociales, regionales o por centros, sino que «muchos estudiantes en muchas regiones tienen esos problemas», lo que ha achacado al hecho de que la enseñanza en España «se centra demasiado en la reproducción» de los conocimientos que se adquieren y no en extrapolarlos para resolver situaciones prácticas. En este sentido, ha advertido de que «la empleabilidad no depende solo de recordar lo que se ha aprendido, sino de aplicar las destrezas en la resolución de problemas».

Schleicher ha indicado que los países con mejor rendimiento son aquellos que otorgan a sus centros mayor autonomía, así como los que cuentan con sistemas en los que se comparan de forma pública los resultados de las evaluaciones, por lo que ha sugerido que es necesaria «una combinación de autonomía y alto nivel de transparencia».

«Ya sabíamos que en las matemáticas, lengua y ciencias teníamos pobres resultados, pero son aún peores en resolución de problemas», ha comentado por su parte la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio.

Metodología de enseñanza «anticuada»

La número dos del Ministerio ha añadido que, además, no hay una alta correlación entre las pruebas de conocimiento y las de resolución de problemas, es decir, que una buena nota en matemáticas no significa necesariamente que también se obtenga buen resultado en resolver problemas, lo que a su juicio se debe a «la metodología» que se aplica en las aulas, que considera «anticuada», más centrada en la adquisición de conocimientos que en la resolución de problemas complejos, desarrollar un pensamiento crítico y trabajar en equipo.

En ese sentido, Gomendio sostiene que la Lomce supone un «cambio radical», en el que los currículos no se limitan a un listado de contenidos, sino que se basa en estándares de aprendizaje y criterios de evaluación, y se introducen pruebas homogéneas para evaluar a los alumnos.

Para lograr esta transformación, ha insistido en que para los profesores«es un reto que tienen que liderar» y en que el Ministerio pone a su disposición autonomía para docentes y directores, así como una plataforma digital en la que tendrán cursos para enseñar la adquisición de competencias y para que puedan compartir sus aportaciones y las buenas prácticas se difundan con rapidez.

Los resultados en PISA sobre resolución de problemas se añaden a los difundidos el pasado 3 de diciembre, en los que los estudiantes españoles obtuvieron 484 puntos en matemáticas, frente a 494 de promedio de la OCDE; 488 en lectura, ocho menos que la OCDE, y 496 en ciencias, cinco menos que la media de la organización de países desarrollados.