La comunicación entre el entrenador y los jugadores

Recomendaciones al entrenador para mejorar la comunicación con sus jugadores :

– Reuniones personales con aquellos jugadores que presenten más dificultades,  sean éstas técnicas o de relación

– En cuanto a la comunicación no verbal :

* Apariencia física : El entrenador debe cuidar su apariencia física para transmitir una buena impresión a sus jugadores.

* Gestos : Nos transmiten la actitud psicológica del interlocutor. Lo más habitual es cruzar los brazos cuando no se está de acuerdo con lo que se escucha

* Postura : También transmite el estado de ánimo. Es importante adoptar una postura activa y firme.

* Posición del cuerpo :  Se refiere a la distancia entre las dos personas. Lo ideal es acercarse al jugador pero sin invadir los límites de la zona íntima.

*Contacto : Mediante este, se puede transmitir tranquilidad o confianza (palmada en la espalda, rodear al otro con el brazo)

* Expresión facial : lo más importante. Es básico el contacto visual con la otra persona. Recomendable, la sonrisa o algún gesto amistoso

*Características de la voz : El tono, el volumen, el ritmo o la pronunciación son algunos aspectos que pueden reforzar o debilitar el mensaje verbal.

Siempre es fundamental conciliar las emociones con lo que se quiere decir.

– Comunicación no verbal :

* Ser directo

* Ser completo y específico

* Ser claro y coherente

* Dar a conocer con claridad las necesidades y los sentimientos

* Separar los hechos y las opiniones

* Centrarse en una cosa cada vez en las reuniones con el jugador

* Lanzar los mensajes de forma inmediata sin dejar pasar el tiempo entre el hecho que lo motiva y el mismo mensaje.

* Asegurarse de que el mensaje no guarda sentidos equívocos

* Mantener una actitud de apoyo

* Ser coherente con los mensajes no verbales, que cuerpo y voz deben trasmitir lo mismo

* Reforzar mediante la repetición del mensaje

* Hacer que el mensaje sea el adecuado para el marco de referencia del receptor

* Generar feedback para saber si el mensaje ha sido adecuadamente recibido.

– Aprender a escuchar de forma activa :

* Los jugadores tienen derecho a expresar las ideas y los sentimientos

* No interrumpirles y escucharles atentamente

* Dar muestras de que se está escuchando y entendiendo lo que el otro dice

* Ponerse en el lugar del otro

* Mantener una actitud positiva hacia la comunicación

En conclusión podemos decir que en las situaciones deportivas la comunicación es de importancia vital, ya que la comunicación es el recurso más potente que el entrenador tiene para influir sobre sus jugadores. Por eso es importante que atienda el modo en que la lleva a cabo y que debe tener en cuenta todos los puntos aquí señalados.

Extracto de : Llopis, David. “Estrategias para mejorar la comunicación con los jugadores”. Abfutbol, nº 43 (enero 2010) pp. 79-87

Anuncios

Y en EEUU (dónde no) la crisis laboral amenaza a la Educación Superior

Desde los años 70 ha venido ocurriendo un cambio radical en la educación superior, cuando un creciente número de instituciones comenzó a contratar profesores no fijos para recortar los costes, manteniendo los sueldos los más bajos posible para el personal no docente. Los estudiantes acusan el cambio, ya que el número de servicios disponibles se reduce y los educadores están menos dispuestos a ofrecer ayuda directa y tutoría a sus estudiantes. Ahora, los empleados de la educación superior están luchando contra esto y haciendo frente a los retos planteados por la administración.

En un clima político en el que un candidato importante a la presidencia expresa libremente su opinión de que la educación superior no tiene valor e incluso supone una amenaza, discutir acerca del clima de trabajo de los empleados de la educación superior es más importante que nunca. En algunas regiones de los EEUU, los educadores y el personal de apoyo se están encontrando actitudes hostiles en el mundo exterior con respecto al trabajo que realizan así como cuestionamientos sobre si la enseñanza tiene un valor, o incluso si es siquiera una forma de trabajo. Al mismo tiempo, sus propias administraciones recortan los presupuestos y también los beneficios para limitar costes.  Hace tiempo consideradas como un refugio/torre de marfil, las instituciones educativas estadounidenses y sus trabajadores están claramente asediados.

Parte de la crisis que vemos en la educación superior es resultado directo del gran desmoronamiento económico, que ha tenido un impacto severo sobre las dotaciones y los recursos del gobierno.  Paradójicamente, sin embargo, en algunas regiones está teniendo lugar un boom de las construcción en las universidades al mismo tiempo que se recortan los presupuestos, gracias a subvenciones y fondos previos al colapso económico.

En clase, un creciente número de universidades se apoyan más que nunca en ayudantes, becarios y recursos de emergencia para atender sus necesidades.  El coste de un educador con plaza fija es muy superior que el de varios contratados, becarios y otro personal de inferior categoría.

Loa gestores justifican estas prácticas alegando que son necesarias en un ambiente de fondos que decrecen. Las universidades arguyen que utilizar personal temporal no debería afectar a la calidad de la educación, y que de hecho permite a las instituciones educativas ofrecer más clases de más asignaturas. También argumenta que el uso de ayudantes de facultad sirve de acceso a otras oportunidades de empleo para estos individuos, impulsándolos y preparándolos para puestos de pleno empleo. Pero no hay pruebas de que los adjuntos experimenten necesariamente  un desarrollo de su carrera como resultado de su trabajo temporal; de hecho,  cuando los educadores no son fijos, la competición suele ser tremenda. Más aún, hay estudios que sugieren que apoyarse en profesores temporales afecta a la calidad general de la educación de un estudiante en parte a causa de las pobres condiciones de trabajp que muchos ayudantes sufren.

Más información en : http://www.alternet.org/story/154817/disposable_professors_how_the_labor_crisis_threatens_higher_education/

ESPAÑA: MÁS ALUMNOS, MENOS PROFESORES

La crisis económica ha hecho que la juventud española se enfrasque en la enseñanza superior, pero los profesores huyen de las universidades por falta de financiamiento en el sector.

La cantidad de jóvenes en España que dejaron de estudiar sin ni siquiera conseguir el título de bachillerato o el de FP ha bajado drásticamente durante los últimos dos años. Según la última investigación sociológica, el porcentaje de jóvenes entre 18 y 24 años que por cualquier razón no se han graduado en la universidad disminuyó del 31,2% en el año 2009 al 26,3% en 2011.

Los autores del sondeo están convencidos de que no se trata nada más que de la profunda crisis económica, que ha dejado en el paro a millones de jóvenes y no tan jóvenes sin formación, lo que ha estimulado un gran cambio haciendo que los jóvenes del país presten más atención a su educación.

Mientras tanto, los sociólogos precisan que pese a la actual tendencia positiva, España todavía tendrá que recorrer un largo camino hasta poder igualarse con el porcentaje medio europeo, del 14,4%. Según los recientemente presentados presupuestos de España para 2012, se espera que el porcentaje de jóvenes que dejen sus estudios bajará hasta el 23% en 2015 y hasta el 15% en 2020.

Entre tanto, España se ha tropezado con otro problema en el sector

educativo: mientras que la cantidad de estudiantes crece, cada vez quedan menos profesores en el país. Tal cambio se ha vinculado con los recortes significativos del financiamiento en esta esfera.

El tijeretazo de más de 3.400 millones de euros en el sistema educativo en los presupuestos de las comunidades y el Gobierno central ha provocado una disminución en las plantillas docentes de miles de profesores en toda España.

Fuente : http://tenacarlos.wordpress.com/2012/04/11/espana-mas-alumnos-menos-profesores/

Artículo completo en: http://actualidad.rt.com/economia/sectores/issue_38537.html

Profesores presionados y resultados falsos

El éxito académico se mide en función de los resultado de los alumnos en los exámenes ; es decir, se considera que un profesor, o un centro, es mejor que otro si logra que sus alumnos tengan buenas calificaciones. Pero, ¿hasta dónde puede llegar la presión sin que salten los resortes  de alarma social?

En España los controles no son tan fuertes (aún), pero en el mundo anglohablante (concretamente EE.UU. y Reino Unido)   esta presión ha hecho saltar la alarma, ya que se ha comprobado que los profesores se ven tentados a falsear los resultados de sus alumnos para asegurar su supervivencia, ya que unas calificaciones insuficientes pueden ocasionar el despido.

Según una encuesta realizada por la Asociación de Profesores de Reino Unido, un 35% de los docentes británicos reconocen que la presión ejercida para que sus alumnos saquen buenas notas ha llegado a tal extremo que se han planteado hacer trampa: reescribiendo los exámenes de sus alumnos o falseando sus resultados.

Los encuestadores preguntaron a los profesores quién ejercía presión para que las notas de sus alumnos fueran altas. Podían elegir varias opciones simultáneas. El 88% dijo que eran los Jefes de Estudio, el 51% apuntó a los inspectores, el 50% a los padres. En torno a un tercio dijo que era culpa del Gobierno.

En Estados Unidos la evaluación de los docentes se encuentra en primera línea de la discusión política desde 2010, cuando se puso en marcha la iniciativa federal Race to the top (Carrera hacia la cima, en inglés). Se trata de un programa del Gobierno que ofrece dinero extra para educación –en concreto se reparten unos 3.000 millones de dólares– entre aquellos estados que demuestren un mayor rédito educativo, que se mide, en parte, a través de exámenes externos a los alumnos. Estos exámenes se asocian directamente con la labor de los docentes y, en muchos estados, pueden costar un despido. Sus compañeros británicos han dejado claro que las presiones en ese sentido pueden conducir a forzar unos resultados que no se corresponden con la realidad.

Fuente : El Confidencial, 9/4/2012.