• Ideas para la educación

    "No es posible una sociedad en libertad e igualdad sin personas conscientes, preparadas y capacitadas para pensar de manera autónoma, crítica y analítica. Se han de romper, por tanto, con los dogmas y los prejuicios. Hay que romper con la ignorancia para enfrentarse a un orden social injusto y abrir nuevos caminos. Hablamos de una educación entendida como pleno desarrollo del individuo y no como transmisión de un conjunto de valores admitidos." Colectivo Escuela Libre
  • Categorías

  • Archivos

  • Comentarios recientes

    Atención y memoria.… en La tercera edad, la capacidad…
    paideiablog en Maestros creativos
    Ana Belcy en Maestros creativos
    jlsamper en LA EDUCACIÓN LIBRE: UNA ALTERN…
    Pedro Osornio Gutiér… en Pedagogía de la complejid…
  • Nube de etiquetas

    abandono escolar Add new tag Adolescentes Alumnos con necesidades educativas especiales aprendizaje autoconcepto Bibliotecas escolares BUS Noticias CALIDAD Cognición competencias Complejidad COMUNICACIÓN LINGÜÍSTICA Conocimiento Creatividad De 0 a 6 años Deporte didáctica de las ciencias Didáctica de las matemáticas Educación Educación artística Educación especial educación inclusiva educación musical Educación Primaria Educación sonora Ejercicio físico empleo Enseñanza enseñanza de las ciencias escuela Espacio Europeo de Educación Superior España estrés docente Estudiantes Facultad de Ciencias de la Educación Familia formación del profesorado Formación de maestros Formación de profesores Género Huelgas Infancia innovación educativa Instituciones de Educación Superior Lectura Libros LOMCE Maestros Magisterio neoliberalismo niños e internet Noticias Padres y escuela PEDAGOGÍA Personas creativas Personas discapacitadas Plan de Bolonia Política educativa Proceso de Bolonia recortes en educación Rendimiento académico risa y aprendizaje Sexualidad sistema educativo socialización TIC y Educación UNIVERSIDAD Universidad de Sevilla Universidades US Noticias Valores videojuegos violencia escolar web 2.0
  • Posts Más Vistos

  • Top Clicks

Contacto

Biblioteca de la Facultad de Ciencias de la Educación.C/Pirotecnia, s/n, 41013 Sevilla (España)

Teléfonos : 954557216 – 954556539

http://bib.us.es/educacion/index-ides-idweb.html

e-mail : angela-a@us.es

7 comentarios

  1. Buenas tardes, soy pedagoga y maestra, madre de cuatro hijos, dos de ellos diagnosticados de “altas capacidades”. Los alumnos de altas capacidades son alumnos de necesidades educativas especiales, conforme a la legislación vigente en nuestro sistema educativo. Sin embargo, existe un gran desconocimiento del perfil de estos niños, de sus necesidades y de las adaptaciones pedagógicas y didácticas que se podrían y deberían poner a su disposición.
    La inmensa mayoría de los niños de altas capacidades pasan por las aulas acumulando fracaso escolar y serios problemas de adaptación. ¿Por qué la educación en nuestro país no es capaz de ayudar a estos niños? ¿Por qué se sigue permitiendo que un porcentaje de los alumnos que pasan por las aulas durante tantos años de su vida estén prácticamente abocados al fracaso y a la infelicidad? Por otra parte, es un lujo que no deberíamos permitirnos como sociedad desarrollada que tantos talentos en potencia se queden en la cuneta, desperdiciados. Los alumnos de altas capacidades deberían ser cuidados en nuestro sistema educativo y en nuestro país como un maravilloso potencial para el bien común.

    • Estimada Almudena :

      curiosamente yo también soy madre de un chico al que se calificó (y
      lo es) de superdotado y, efectivamente, su paso por la escuela fue un
      infierno (y no me refiero a las notas, que eran muy buenas). Es verdad que se aburren con el curriculum general (cualquier persona medianamente inteligente lo haría!)y con actividades que
      superaron hace tiempo. Es verdad que en el recreo sus compañeros sólo
      pretenden de ellos demostraciones de su inteligencia, pero difícilmente
      hacen amistades con gente que en realidad no les entiende ni a ellos ni
      a sus preocupaciones (intelectuales, sociales…).

      Por otra parte, no creo en la solución de segregarlos y educarlos
      como si fuesen élite, apartados de los niños de inteligencia normal (ya
      sabrá que hay sociedades que se dedican a eso). Más bien se trataría de
      comprenderlos, empezando por los maestros, que deberían estar formados
      para afrontar contingencias como que un superdotado “caiga” en su clase.
      Ese mismo maestro podría muy bien, con esa comprensión de la situación,
      dirigir al grupo clase para que ese superdotado, sin apartarse del mundo
      normal, se integre, para empezar, en el recreo. Por otra parte, creo
      que el mismo maestro, en una clase no demasiado numerosa, podría ir
      dirigiendo la inteligencia de ese superdotado.

      Sería entonces una cuestión de formación de maestros y de organización
      educativa. ¿Por qué no se hace? Es más fácil compadecer a un infradotado
      y, por tanto, poner los medios incluso legales para ayudarle. El
      superdotado despierta envidias y eso no ayuda ni en lo individual ni en
      lo colectivo (políticas educativas). En cualquier caso, tenga presente
      que un superdotado, aún teniendo que sufrir la incomprensión de los
      demás, suele traer en el paquete de su sobredotación una capacidad para
      ir comprendiendo el mundo que le rodea y esa comprensión le va a ayudar
      mucho. Le deseo mucha suerte con sus hijos, ya verá cómo sus altas
      capacidades no sólo les dan problemas sino también los ayudan a lidiar
      con la vida(yo también fui calificada de “inteligencia muy superior” y
      ya ve, aquí estoy 🙂 ). Un cordial saludo,

  2. Muchas gracias por el comentario. Hay varias cosas en él que me gustaría destacar. Yo en principio no soy favorable a la segregación de ningún niño dentro del sistema educativo, siempre que sea posible una integración razonable según las características del caso, los beneficios para él, etc.
    En el caso de los niños de altas capacidades, lo deseable en general es una escolarización “normal”, ellos son niños también. Precisamente ahí hay un punto muy importante en el que trabajar con los profesores: puede que su inteligencia les permita ir muy por delante en muchas cosas, pero su afectividad es como la de otro niño. Suelen ser además hipersensibles, muy susceptibles a cosas que tal vez a otras personas les pase desapercibidas o ni siquiera les afecte.
    Un niño que en clase quiere aprender más allá de lo que los objetivos de curso plantean, que cuestiona para profundizar, que necesita saber más, no es porque quiera expresar que es “un listillo” ni porque quiera fastidiar al profesor. Hay profesores que tienen miedo o recelo hacia estos niños de altas capacidades…Es un temor a ser puestos en evidencia, un temor que no tendría por qué serlo.
    Creo que la labor de un profesor con este tipo de alumnos es, más que nunca, servir de guía más que de enciclopedia, dicho esto con todos mis respetos.
    Un alumno superdotado no necesita que el profesor le “informe”, sino que le ayude a buscar, a organizar, a seguir planteándose retos en el aprendizaje.
    Yo con mis hijos siempre seguí esa “filosofía”. Por ejemplo, a mí no me gusta jugar al ajedrez. El ajedrez es un juego que suele gustarles bastante. Pues bien, mi respuesta siempre era y es la misma: no me gusta y por eso no juego. No estoy obligada a jugar si no quiero hacerlo. No estoy obligada a aprender a jugar si no me gusta. Pero -esto es lo importante- te ayudaré a que puedas aprender a jugar al ajedrez, yo buscaré los medios para que tú puedas aprenderlo y puedas practicarlo.
    No todos tenemos que saber todo de todo. Primero, porque es imposible. Segundo, porque no todos tenemos los mismos intereses ni las mismas motivaciones ni las mismas habilidades.
    Un niño de altas capacidades bien integrado en clase y en el proceso de enseñanza y aprendizaje es un inmenso tesoro. Una oportunidad de enriquecimiento excelente para él mismo, para sus compañeros y para los profesores.
    Respecto a los niños “que van por debajo” de lo que entendemos por “normalidad”, tienen derecho a todas las ayudas que sean necesarias, por supuesto.
    Aquí no se trata de recortar ayudas a unos para darles a otros, tal y como lo plantean en muchos colegios y tal como incluso pretenden plantearlo las administraciones para justificar unos medios escasos que no suelen ser rentables “políticamente”.
    Hay un ejemplo muy ilustrativo que he escuchado al Profesor Tourón, de la asociación CTY de ayuda a niños de altas capacidades: ¿qué nos parecería si a un niño con Síndrome de Down le exigiésemos estar escolarizado tres cursos por encima de su edad? Una barbaridad, así de sencillo.
    Pues obligar a un niño de altas capacidades a aprender sólo lo que la mayoría de niños tienen que aprender a su edad, a quedarse ahí, a no permitirle avanzar, es la misma barbaridad lo miremos como lo miremos.
    La opción de que en una materia el alumno de altas capacidades asista a las clases de un curso superior y permanezca con sus compañeros de curso en otras es bastante infrecuente, aún existen muchas trabas burocráticas para facilitar este recurso.
    En cuanto al prejuicio muy común de creer que estos niños se sienten superiores o tienen el riesgo de creérselo, es algo que está en nuestras manos como padres mostrar que eso no tiene por qué ser así. Es cierto que hay algunas asociaciones de ayuda a niños de altas capacidades que parece que incluso fomentan esas actitudes sectarias. Como todo en esta vida, formar ghettos es negativo.
    Hay niños de altas capacidades que sufren muchísimo por serlo. Es muy triste, pero es así. Pueden tener depresiones severas y problemas muy serios. Sienten que tener una capacidad por encima de lo normal es una especie de maldición, algo malo que ellos no han elegido tener. Así me lo decía mi hijo con nueve años: ¿por qué tengo que sentir que es un pecado ser así…no pueden entender que yo no soy así porque quiera, que he nacido así?
    Perdón por la extensión, pero es un tema que da para comentar muchas cosas.
    Gracias de nuevo.

  3. Hola, Buenas Noches, soy de Argentina provincia de San Juan,mamá de 2 chicos,en pocos meses viajaré a su país para vivir alli y mi inquietud en este momento es conocer del sistema educativo que España ofrece, mi hijo mayor tiene 12 años y acá en Argentina esta cursando el 1er.Año del nuevo sistema educativo, anteriormente era 7mo.grado, y mi duda era en que situación llegaría mi hijo para poder continuar con su colegio. Agradecería que me ayuden a conocer de esto o en su defecto que me envíen alguna dirección en donde yo pueda contactarme y consultar, desde ya muchas gracias y ojala puedan ayudarme. Esperaré su respuesta.-

    • Le pongo el buzón de sugerencias y consultas de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía :
      http://www.juntadeandalucia.es/educacion/vscripts/Sugerencias/Entrada.asp

  4. Hola!Les escribo porque quisiera profundizar….yo vivo en Islas Canarias, pero no me importarìa desplazarme a otros lugares. Igual me podrìan informar de cursos, jornadas, etc. en las que poder participar!!!
    Un abrazo libertario

    • Mírate nuestra agenda de primavera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: