Educación emocional en el aula de Infantil

 

El objetivo de la educación emocional es que los alumnos sean autónomos en la gestión de sus emociones, que sus aprendizajes sean significativos y que dispongan de estrategias para resolver los posibles conflictos que le surjan.

Los educadores han de ser receptivos al mundo emocional de los niños, porque es imprescindible en su formación vital.

¿Qué puede hacer un educador para conseguir los objetivos de la educación emocional?

Propiciar la expresión de las emociones a través de los distintos tipos de lenguajes  : lenguaje verbal, que es que organiza el pensamiento, y a través de la expresión corporal, porque el lenguaje del cuerpo es el primero que aparece y en la expresión de las emociones hay un componente no verbal muy importante.

Se puede trabajar cada sentimiento : el sentimiento del miedo, a través de cuentos, a través de los aspectos lúdicos, como juegos con caretas, peluches, etc., o del trabajo psicomotriz, permitiendo al niño distanciarse de su emoción y, por tanto, distanciarse de su angustia. A través de la expresión facial. A través de lo que el niño escribe y, sobre todo, dibuja.

Se pueden trabajar también los sentimientos de estimación, tristeza, alegría, preocupación, enfado y vergüenza.

Se introduce cada sentimiento a través de una imagen y de una música. La música es un lenguaje universal que conecta directamente con el mundo emocional interior y le ayuda a abrirse al mundo exterior. La música es un catalizador de emociones que hay que aprovechar desde el punto de vista de la comunicación y la expresión. Por su parte, el lenguaje plástico tiene un gran poder emocional si dejamos que nos hable o nos expresamos a través de él.

En cada sentimiento se explica un cuento que nos ayuda también a trabajar la empatía y el reconocimiento de las propias emociones.

Todas estas estrategias les van a permitir :

* Gestionar lo que sienten

*Verbalizar experiencias vividas

*Ser conscientes de las propias emociones

*Automotivarse

También se puede empezar a trabajar la resolución de conflictos.

Por último, es importante implicar a la familia en este trabajo.

Extracto de : Carretero Alcolea, Lídia, Jové Albiá, Lídia, Trullàs Caballé, Helena. “La educación emocional en la etapa infantil : ¿hablamos de lo que sentimos?”. En : ISEP  Science, N.3, 2012, pp. 91-97

 

Anuncios

Las comunidades de aprendizaje

 

Las Comunidades de Aprendizaje son un proyecto de transformación social y cultural de un centro educativo y de su entorno que se concreta en la progresiva sustitución de las ocurrencias por las evidencias científicas internacionalmente avaladas, es decir, por las actuaciones educativas de éxito. En los centros educativos que se transforman en Comunidades de Aprendizaje, la rapidez y cantidad de mejora de sus resultados depende del grado de intensidad y concreción con que apliquen esas actuaciones de éxito.  A continuación se exponen algunas de ellas :

* Grupos interactivos

Los grupos interactivos son la forma de organización del aula que,  de todas las que se conocen en el mundo, da mejores resultados. Se trata de organizar el aula en pequeños grupos heterogéneos en los que el alumnado hará una actividad diferente en cada grupo, donde hay una persona voluntaria que se encarga de dinamizar la actividad y de hacer que las niñas y los niños se ayuden mutuamente a resolver las tareas. Cada veinte minutos aproximadamente cambian de actividad hasta que pasan por todos los grupos y realizan todas las actividades. En una sesión de grupos interactivos el alumnado logra trabajar, por ejemplo, unos cuatro aspectos diferentes de una misma área de aprendizaje.

*Tertulias literarias dialógicas

Las tertulias literarias dialógicas son una actuación de éxito que consiste en la lectura y debates colectivos posteriores en torno a las mejores obras de la literatura clásica universal.

El alumnado lee en casa unas páginas acordadas del libro y escoge uno o más párrafos que traerá a la tertulia para comentar con el resto de sus compañeros o compañeras. La persona adulta que coordina la tertulia se encarga de recoger y dar los turnos de palabra dando prioridad a quien menos participa.

El éxito educativo está directamente relacionado con la formación de todos los agentes que interaccionan con las niñas y niños. Así, es importante la formación de padres y madres u otros familiares que conviven con el alumnado como una de las actuaciones educativas de éxito. En la sociedad de la información el aprendizaje depende de lo que ocurre en el aula, pero también de lo que ocurre en las casas del alumnado, en los espacios virtuales y en todos los ámbitos en los que participa. Por eso, es imprescindible trabajar conjuntamente y empujar todos y todas en la misma dirección.

Extracto de : Flecha, Ramón y Ortega, Sara. “Comunidades de aprendizaje : de las ocurrencias a las evidencias”. En : Educadores : espacio de ideas y proyectos educativos. Jul.-sept. 2012, n.243, pp. 8-20

 

 

Educación para un desarrollo sostenible

 

La relación entre la humanidad y el medio ambiente ha cambiado con el paso del tiempo, de tal manera que el equilibrio entre ambos se ha diluido y el ser humano se ha convertido en el elemento dominador del entorno ejerciendo una presión cada vez mayor sobre el mismo. Esto supone un control abusivo sobre el medio ambiente y ha provocado que, en la actualidad, éste se encuentre inmerso en un proceso de destrucción.

Resulta, pues,  urgente y necesario generar un profundo cambio en el pensamiento y en el estilo de vida de la sociedad de nuestro tiempo, que traiga consigo una transformación del modelo económico vigente.

Así, el cambio económico debe producirse bajo la influencia de un auténtico desarrollo sostenible, que no puede venir configurado por el poder político o los mercados ; debe ser producto de la reflexión y la acción consensuada de la sociedad civil.

Esta transformación en la forma de pensar y de vivir sólo es posible a  través de la interacción de las tres dimensiones educativas : la formal, la no formal y la informal; la educación no puede reducirse sólo a la escuela y a los niveles de la enseñanza reglada, sino que debe incluir a todos los  sectores económicos, políticos y sociales. Esta circunstancia adquiere, si cabe, más importancia cuando se trata de la cuestión ambiental, ya que sin la intervención de todos estos agentes no es posible que los ciudadanos, de hoy y del futuro, interioricen lo que significa realmente “desarrollo sostenible” y actúen de forma comprometida y responsable respecto del medio ambiente. Así,  una completa y eficaz educación para un desarrollo sostenible debe ser el resultado de la influencia mutua entre los tres contextos educativos : el formal, el no formal y el informal. A su vez, este hecho está relacionado con el concepto de educación como proceso ; no tiene ningún sentido que los individuos reciban la educación para un desarrollo sostenible en los niveles de la educación infantil, primaria o secundaria y que posteriormente no vuelvan a estar expuestos a ninguna acción educativa vinculada a la preservación de nuestro entorno. La educación para un desarrollo sostenible debe estar presente a lo largo de toda la experiencia vital de las personas.

Por otra parte, la educación como proceso implica dar prioridad a un método de enseñanza-aprendizaje interactivo y colaborativo, en el que el alumno desarrolle la capacidad de reflexión, el pensamiento crítico y el razonamiento lógico.

Por otra parte, la educación para un desarrollo sostenible sólo será eficaz si se transmite como un contenido transversal. En la correcta incorporación de la educación para un desarrollo sostenible como contenido transversal, juegan un papel fundamental las familias y la comunidad docente ; para ello, ambas instancias deben reconocer la importancia de la educación en valores y saber transmitirla.  Resulta, pues imprescindible una sólida formación que capacite a los padres y a los docente para comunicar los contenidos éticos, entre los que se encuentra la educación para un desarrollo sostenible.

Extracto de: Sierra Macarrón, Leonor. “La educación ambiental o la educación para el desarrollo sostenible : su interpretación desde la visión sistémica y holística del concepto de medio ambiente”. En : Educación y Futuro, 26 (2012), 17-42

La Biblioteca colabora con la Olimpiada solidaria de estudio 2012

Gracias a este esfuerzo haremos posible que más de 4.700 niños y niñas de la R.D. del Congo tengan acceso a la educación en unas condiciones mínimas de seguridad.

¿En qué consiste la Olimpiada Solidaria? Los estudiantes de las salas de estudio solidarias se comprometen a estudiar una serie de horas, para lo cual sólo tienen que firmar un billete que se encuentran en el mostrador y depositarlo en la urna que se encuentra en la entrada de la Biblioteca. Cada hora de estudio equivale a un 1 euro que las empresas patrocinadoras del proyecto se han comprometido a donar al finalizar la campaña. Se trata de un gesto simbólico, que no les cuesta nada a los estudiantes, pero que es importante su colaboración.

http://www.olimpiadasolidaria.com/paginas/datos_provisionales.php?p=ES

 

La motivación del alumno

La motivación ha sido explicada en diversos manuales de psicología como una estructura de activación interior que estaría en el origen de muchos comportamientos.

En cualquier caso, para explicar los principales comportamientos motivados que intervienen en la educación (la conducta exploratoria, propositiva, epistémica, adquisitiva, auto-afirmante, etc.) es preciso apelar a otros conceptos como las disposiciones, funciones y actitudes.

Cabe considerar diversos tipos de motivaciones :

1. Las motivaciones extrínsecas : son aquellas en las que el contenido del  bien que pone en marcha a la persona suele ser materializable, contabilizable y consumible. El núcleo de las motivaciones extrínsecas está constituído por bienes materiales que pueden intercambiarse (el dinero, las propiedades, las cosas consumibles, los viajes, etc.) Este tipo de motivación está ahora en alza, por ser conforme con el materialismo de la sociedad actual. Esta motivación no debería primar sobre las otras.

2. Las motivaciones intrínsecas son aquellas que están fundamentadas en valores, en bienes cuyo recipiendario inmediato es la misma persona que acomete esa actividad. Este valor, que es inmaterial, repercute sobre la persona que así se comporta. El bien que aporta no es intercambiable, ni tiene precio, ni está en el mercado y, sin embargo, le hace crecer.

3. Las motivaciones trascendentes son aquellas en las que el valor, el bien está más allá de lo que corresponde al ser humano. La persona trasciende su cuerpo y, por su inteligencia, trasciende el mundo. Pero aunque la persona es un fin en sí misma no es un fin para sí.

Trascender es elevarse por encima de sí mismo ; descubrir que la verdad que se busca no depende de uno mismo. En este caso, se contempla la creencia religiosa o, al menos, deísta.

¿Por qué es tan importante la motivación? Porque la persona es libre, y tiene que elegir qué hacer con su vida.

Por último, la motivación humana no sería tal si no se tratara de una auténtica auto-motivación. Hay que ayudar al alumno a que sea él mismo la fuente de su propia motivación.

Fuente : Polaino-Lorente, Aquilino. “La motivación del alumno : factor clave en la tutoría personal”. En : EA : Escuela Abierta, nº 14, 2011, pp. 9-32