Si en Finlandia se aplicaran los recortes en educación de España, sería una catástrofe

Reijo Laukkanen, exconsejero de la Junta Nacional de Educación de Finlandia.

   Imagen de Publico.es

Ése es el titular de Publico.es a raíz de una entrevista realizada por el periódico digital a Reijo Laukkanen, exconsejero de la Junta Nacional de Educación de Finlandia.

Mientras  en nuestro país miles de personas se manifiestan por el futuro de la educación pública universitaria, los universitarios madrileños van a la huelga contra los recortes de Wert, los estudiantes en general a la calle el 14-M contra la deuda universitaria, las autonomías y los sindicatos critican los recortes en Educación y Wert asume que los recortes afectarán a la calidad de la educación, los jóvenes fineses son los estudiantes y profesionales mejor preparados de toda Europa (ratificado por los informes PISA), precisamente porque el gobierno finés nunca ha renunciado a invertir lo necesario en Educación, porque entiende que ésta, bien llevada a cabo, redunda en el bienestar social.

Según Laukkanen, la “buena educación” debe basarse en cuatro pilares :

– Una educación pública totalmente gratuita

Buena gestión de los recursos que se le dedican

–  Profesores excelentes

–  Equidad en exigencia y oportunidades en el acceso a la enseñanza.

Hay otros aspectos que han redundado en el buen sistema de enseñanza finés : por ejemplo, al contrario que en nuestro país, los gobiernos han continuado con el mismo sistema de enseñanza, sin cambiar de plan de estudios a cada cambio de gobierno. A esto se suma que el sistema exige de todos los educandos, de los mejores y de los peores, de manera que cada persona llega a dar todo lo posible de sí mismo/a a lo largo de su proceso educativo. También es importante señalar que el Estado se ocupa (contrariamente a la ola de neoliberalismo que no nos invade, nos ahoga) de apoyar a los que tienen menos recursos. Es de señalar, en este sentido,  que en el sistema finés no existen las Universidades privadas. Lo curioso es que, a pesar de la diferencia de los resultados entre los sistemas  educativos finés y español, existe una leve diferencia del gasto realizado . Mientras nosotros gastamos (quizá, seguramente, malgastamos) un 10,8% de nuestro PIB, ellos invierten un 12,2% del mismo. En definitiva,  como decíamos al principio, hace falta una buena gestión de los recursos. La mayor inversión que hace Finlandia en educación es en Educación Secundaria, porque consideran, seguramente con razón, que es la etapa más vulnerable.

Aunque no se permite repetir curso, se aportan profesores de apoyo.

La selección de los maestros está muy cuidada, también se hace hincapié, por supuesto, en su formación continuada, y, por ende, es una profesión muy respetada en la sociedad finesa (profesores excelentes).

Para leer la entrevista completa : http://www.publico.es/452218/laukkanen-si-en-finlandia-aplicamos-los-recortes-en-educacion-de-espana-seria-una-catastrofe/version-imprimible

 

 

Anuncios

Homeschooling o la escuela en casa

homeschooling La elección consciente de educar a los hijos en casa, o homeschooling, es adoptada por determinadas familias como una forma de objeción a la escolarización obligatoria; en ella las familias diseñan y desarrollan un currículo y un proyecto educativo propio. Actualmente esta opción educativa se revela como una vía minoritaria, pero emergente.  Se trata de un fenómeno aún poco estudiado, por lo que habría que investigar acerca de las motivaciones de las personas que ejercen esta opción educativa, así como de su esencia y formas de ejercicio. Las respuestas legales adoptadas en los países de nuestro entorno con relación al homeschooling , lejos de presentar un panorama jurídico uniforme, ofrecen un abanico que va desde la aceptación hasta la prohibición, pasando por soluciones intermedias, con matices muy diversos. En España, una reciente e importantísima sentencia ha fijado jurisprudencialmente las posibilidades de esta vía educativa a la luz de la Constitución Española de 1978.

Los partidarios de la educación en el hogar luchan por lograr el reconocimiento legal de esta opción educativa en España, y lo hacen mediante redes y foros de opinión, jornadas, congresos, y eventualmente a través de la defensa judicial de sus razones y planteamientos. Señalan que su voluntad no es otra que asumir de forma integral la educación de sus hijos e hijas, tanto en los aspectos de adquisición de conocimientos y habilidades, como en la transmisión de valores y principios, sin delegar ninguna de estas funciones a instituciones educativas; ello no excluye la posibilidad de establecer contactos con profesionales o especialistas, para ampliar su educación (esto se contempla, por ejemplo, en las alternativas educacionales planteadas a los padres por el Departamento de Educación de Virginia, EUA, en el documento Homa Instruction in Virginia.

Las razones para optar por este tipo de educación son muy variadas; en este sentido los autores destacan, en el debate sobre la educación en casa, la existencia de dos tipos de homeschoolers: aquéllos pertenecientes a familias con motivaciones religiosas (sobre todo en EUA), y los que optan por la instrucción doméstica por inquietudes esencialmente académicas o pedagógicas.

En España, a partir del pronunciamiento del Tribunal Constitucional y de su interpretación jurídica en torno al marco legal y posibilidades de homeschooling, cabe destacar  tres líneas esenciales :

– la obligatoriedad, hoy por hoy, de la escolarización, consagrada no por la Constitución, sino por las leyes educativas de desarrollo

– la necesidad de que la educación que se brinde a los menores sea mucho más que una mera transmisión de conocimientos, revelándose capaz de formar ciudadanos respetuosos con los principios democráticos de convivencia y con los derechos y libertades fundamentales

– reconocimiento explícito de que la regulación constitucional no excluye otras posibilidades educativas a través de las cuales se pueda introducir en el sistema educativo español una cierta flexibilidad, respetando los requerimientos constitucionales básicos del derecho a la educación.

Extracto de : Valle Aparicio, José Eliseo. “Enseñar en casa o en la escuela : La doctrina legal sobre el homeschooling en España”. En : Perfiles Educativos, vol.        XXXIV, núm. 138, 2012, pp. 167-181

La enseñanza bilingüe

aprendizaje-del-lenguaje--ingles-concepto-de-la-educacion-blackboard-diciendo-hablas-ingles-por-e

 

El término educación bilingüe se refiere a un programa organizado y planificado que utiliza dos (o más) lenguas en la formación.  El rasgo definitorio más importante de los programas bilingües es  que las lenguas se utilizan para enseñar contenidos de las distintas asignaturas más que la lengua en sí misma. Dentro del contexto europeo el término Aprendizaje Integrado de los Contenidos y de la Lengua (Content and Language Integrated Learning, CLIL) se usa frecuentemente para referirse a los programas bilingües que enseñan una o más materias a través de una segunda lengua, normalmente durante menos del 50 por ciento del tiempo de formación. La enseñanza bilingüe  se puede implementar en cualquier grado o nivel de edad, desde preescolar hasta la universidad. Actualmente casi todos los países  del mundo ofrecen alguna forma de educación bilingüe en el ámbito público o privado.

Los objetivos de los programas bilingües varían ampliamente según los contextos. Algunos programas apuntan a promover el bilingualismo y la “bialfabetización” entre los estudiantes del grupo social mayoritario (ej. hablantes españoles en España) utilizando una segunda lengua (ej., el inglés) como un medio parcial de formación.  Este tipo de enseñanza bilingüe se utiliza, por ej.,  en Canadá.

Otro programas se dirigen a los estudiantes de los grupos lingüísticos minoritarios con la finalidad de capacitarlos para mantener sus lenguas de origen y desarrollar habilidades lingüísticas en la lengua mayoritaria. En España los tenemos en el País Vasco y Cataluña.

Algunos programas incluyen tanto a los estudiantes de grupos mayoritarios como minoritarios en el mismo programa. Tenemos un ejemplo de este tipo en los EEUU de América.

Los hallazgos de miles de estudios de investigación hechos bajo condiciones sociolingüísticas muy variadas demuestran que los programas bilingües bien implementados promueven las habilidades lingüísticas orales y escritas en la lengua de que se trate sin coste para la competencia del alumno.  Como medio de enseñanza de segundas lenguas (ej. inglés y español), los programas bilingües producen un nivel de competencia muy superiores a los obtenidos en programas de enseñanza de segundas lenguas más tradicionales, que enseñan sólo la lengua como asignatura escolar.

Extracto de : Cummins, Jim. “Bilingual Education and Content and Language Integrated Learning (CLIL) : Research and its classroom implications”. En : Padres y maestros : revista de orientación educativa, nº 349. feb. 2013, pp. 6-9