Competencia motriz

competencia motriz   Un escolar debe ser capaz de dominar habilidades, los contenidos de su materia, y debe mostrarlos con competencia en múltiples situaciones en las que la coordinación, control, armonía, fluidez de movimientos o ritmo de actuación sean reclamados.  Las instrucciones oficiales sobre la Educación Física establecen unos estándares  genéricos que han permitido pasar por alto la verdadera naturaleza del problema. Ser competente en esta materia debería ser algo más que  saber analizar la forma de moverse de un compañero de la clase o demostrar que se comprenden reglas o conceptos relacionados con el movimiento corporal. Ser competente en educación física supone ser capaz de actuar, de llevar a cabo habilidades, en definitiva, moverse de forma eficaz y eficiente, de ahí que los contextos educativos de esta materia debieran reclamar de los escolares ser competentes a la hora de :

  • Desenvolverse en el espacio, cambiando de dirección y mostrando agilidad en sus propias acciones o en las llevadas a cabo con otros objetos.
  • Evitar y superar obstáculos, mostrando control en sus movimientos, calibración de los mismos y ajustes necesarios para salir airoso en juegos y deportes.
  • Resolver problemas motrices, a la hora de llevar a cabo las  tareas de las sesiones de educación física. Complejidad y dificultad debieran estar presentes en el gimnasio y el campo de deportes, adecuadas a las competencias de los escolares pero retando sus posibilidades de acción.
  • Moverse rítmicamente en la realización de patrones estandarizados a la hora de expresarse mediante movimientos y gestos. Fluidez, armonía, o adaptabilidad debieran ser objetivos de la materia, y debieran ser alcanzados y comprobados por los escolares en las sesiones de educación física.
  • Controlar y manejar instrumentos : raquetas, palos de hockey, balones de todo tipo y artefactos de toda naturaleza son empleados en las clases de educación física, son verdaderos tests y retos para los escolares su dominio y control, su manejo competente y su empleo en cada situación y bajo diferentes reglas. Es el paso al mundo del deporte, a las posibilidades de desarrollar una vida adulta más activa.
  • Mostrar medida en sus movimientos, al saltar, al correr, al rodar o al desplazarse. La disimetría no es nada más que expresión de dificultad, de falta de orden, de torpeza. Es preocupante el incremento de esta situación en los escolares.
  • Mantener un esfuerzo continuado, que les permita desenvolverse con competencia en los juegos y deportes, que incremente sus posibilidades de acción, siendo expresión de una condición saludable.
  • Adaptarse a situaciones dinámicas  : es ésta adaptabilidad una expresión del escolar competente que se ajusta de forma inteligente a las demandas de cada situación que se le presente en la clase, o en los deporte.

Todo ello reclama una Educación Física orientada a la actividad, que abandone costumbres perniciosas que se han instalado entre algunos profesionales al incluir en el desarrollo de la materia sesiones teóricas en el ya mermado horario de la asignatura. Extracto de : Ruiz Pérez, Luis Miguel.”El desarrollo de la competencia motriz en la ESP y su evaluación”. En : Revista de Educación Física. Nº 128, oct.-dic. 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: