Huelga en la enseñanza no universitaria de Sevilla

Los sindicatos de enseñanza convocan huelga para mañana día 13, en protesta por el nuevo “decreto de los interinos” (así se llama al decreto que regula la función pública docente).

huelga

Son cerca de 20.000 docentes los llamados a secundar esta huelga convocada por los sindicatos de enseñanza para protestar por los nuevos criterios que regirán a partir de 2011 en la colocación de los interinos. Es ésta la tercera huelga en este año y el tema de los interinos no es el único en provocar descontento general, ya que hay otros temas sobre la mesa como el nuevo calendario escolar y la falta de sustituciones en los institutos de secundaria. Esto hace pensar que no será ésta la única huelga, y recordemos también que las centrales sindicales ya se manifestaron el pasado marzo para exigir la retirada del borrador del decreto “de los interinos”. El calendario de huelga de los sindicatos prevé otra para el 20 de mayo si no se alcanza un acuerdo.

Más información : ADNSevilla

Estrés oxidativo relacionado con el ejercicio

IM12E7~1

El artículo Estrés oxidativo inducido por el ejercicio, publicado en Revista Andaluza de Medicina del Deporte (vol. 2, núm. 1) por un equipo del Hospital Universitario Reina Sofía (J. M. Fernández, M.E. Da Silva-Grigoletto e I. Túnez Fiñana) analiza este proceso de forma crítica, teniendo presentes los recientes hallazgos sobre el estrés oxidativo, sus principales efectos biológicos y su relación con el ejercicio físico y la dieta.

Se concluye que el ejercicio físico induce un estrés metabólico y mecánico que puede provocar un desequilibrio de la homeostasis oxidantes/antioxidantes en favor de los compuestos oxidantes. Paradójicamente, aunque el estrés oxidativo es relevante entre los mecanismos vinculados a la fatiga muscular, la recuperación frente al ejercicio. e incluso quizás también paa un mejor rendimiento deportivo, existe un creciente número de publicaciones que lo vinculan con la ocurrencia de fenómenos adaptativos del sistema inmunológico y de la defensa antioxidante del deportista, lo que conduce en última instancia a una mayor citoprotección y resistencia biológica del organismo.

El valor cognoscitivo de la música

Con este título James O. Young nos introduce en un campo muy discutido en el área musical, como es la capacidad de la música no sólo para transmitir placer a través del sonido, sino para transmitir conocimiento.  Young se posiciona aquí, como hemos dicho, en un lugar muy discutido ; no obstante, lleva a cabo en su trabajo un recorrido por las distintas formas de transmisión del conocimiento, que le permite llegar a concluir afirmativamente en cuanto al valor cognoscitivo de la música.

musica1

El autor nos hace un recorrido por las artes como la literatura y las artes plásticas, distinguiendo el modo en que éstas, mediante la representación afectiva o la simplificación son capaces de transmitir conocimiento, de manera diferente a las ciencias, que recurren a la experimentación, la  demostración y a las posteriores afirmaciones. Pues bien, si aceptamos que la representación es una forma en que es posible transmitir conocimiento, la música, se nos dice, representa las emociones (y otros afectos) por medio de la representación del movimiento, y también utiliza las técnicas de la simplificación y de amplificación. La representación musical adoptaría la forma de representación interpretativa.

Por otra parte, “la música va más lejos de representar la emoción de manera indirecta a  través de la representación de movimiento…La música también es capaz de producir un determinado afecto en quienes la escuchan y, con ello, puede mostrar a los oyentes algo de dicho afecto en cuestión”.  Puesto que la música puede suscitar estados de ánimo puede servir como medio de comunicación. Cuando una composición hace sentir determinados afectos en los oyentes les está proporcionando el conocimieno inmediato de un estado de ánimo del compositor. En lugar de una composición escrita de sus sentimientos (un poema, una novela, quizá) el compositor musical nos da una idea mucho más exacta de lo que sentía.  Escuchar distintas piezas musicales puede igualmente mostrar al oyente sutiles diferencias entre afectos.

Por tanto, algunas composiciones musicales contienen elementos de representación tanto interpretativa como afectiva. Las composiciones musicales ofrecen al receptor demostraciones anímicas de la experiencia y de los estados de ánimo de los seres humanos. Parte de ese valor de cualquier composición capaz de demostrar algo a quienes la escuchan será un valor cognoscitivo. “Quienes estén dispuestos a escuchar con imaginación se darán cuenta de que pueden aprender mucho de la música”, concluye Young.

Fuente : . El valor cognoscitivo de la Música /James O. Young. Quodlibet, n. 23, pp. 62-86