Los cambios del PP en educación

    El programa electoral de Mariano Rajoy planteaba una nueva ordenación de la educación secundaria y del Bachillerato que reforma por completo los dos principios básicos sobre los que se sustenta la LOGSE   Por un lado, el modelo de educación comprensiva que apuesta por que los alumnos estudien lo mismo durante el mayor tiempo posible, hasta 4º de la ESO, y el principio de promoción automática y sin pruebas de evaluación

El programa del PP mantiene la educación obligatoria hasta los 16 años, pero rediseña por completo el mapa de la secundaria y del Bachillerato con tres cursos en la ESO y otros tres en Bachillerato, de los que el primero tendrá un carácter de iniciación.

La remodelación afectaría también a la Formación Profesional (FP), que también tendría un curso introductorio y se basaría en un modelo de formación dual y de colaboración entre las empresas y el centro educativo.

El  PP  propone  fomentar la cultura del esfuerzo y de la excelencia y premiando a los alumnos más brillantes con un diploma de excelencia. El programa propone introducir una nueva prueba de evaluación  de carácter nacional que tendrá lugar al finalizar la Primaria.

Los alumnos que obtengan mejores resultados en esa prueba, que no tendrá consecuencias negativas para avanzar curso, recibirán un diploma de excelencia que será mérito preferente para acceder a cualquier tipo de ayuda o beca como, por ejemplo, todas aquellas subvenciones que se otorgan para estudiar idiomas en el extranjero. Un premio para los más brillantes que no irá asociado a otros baremos como los ingresos de la familia del estudiante.

El programa del PP incluye también una de las propuestas que más ha repetido Rubalcaba: la adopción de un modelo semejante al del MIR que combine selección y formación del profesorado. El programa del PP explica, en este punto, que pondrá en marcha “un nuevo modelo de selección y formación de carácter nacional para el acceso a la profesión docente, que atraiga a los mejores expedientes académicos y tenga como criterio de selección el mérito y la capacidad”.

Extractos de la noticia aparecida en : El Confidencial http://www.elconfidencial.com/espana/2011/11/03/el-pp-desactivara-la-logse-con-un-nuevo-bachillerato-y-una-prueba-nacional-en-primaria-87033/

La Educación en España y en Andalucía

EDUCAC~2 La situación de la educación en España, por su importancia y por su situación,  debe abordarse como un asunto de estado : los altos índices de fracaso escolar, la baja calidad, el abandono prematuro del sistema educativo y los bajos niveles de conocimiento en competencias básicas de los alumnos españoles, especialmente en lectura, son problemas graves que deben resolverse cuanto antes, con un consenso de todas las fuerzas políticas. Así lo pone de manifiesto el Consejo Económico y Social (CES) en el Informe Sistema Educativo y Capital Humano, en el que se advierte de las consecuencias negativas que la actual ineficacia de la enseñanza tiene para la competitividad y el futuro desarrollo social y económico de nuestro país.

En lo que respecta a Andalucía, nuestra comunidad, podemos decir que se encuentra en los niveles más bajos, es una de las comunidades autónomas que sale peor parada en el estudio aludido, quedando situada entre las autonomías con mayores índices de fracaso escolar y donde se dan los mayores porcentajes de alumnos con bajos niveles de comprensión lectora.

Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura tienen además las tasas  más bajas de escolaridad en el primer ciclo de enseñanza. La tasa neta de escolaridad entre 0 y 2 años apenas alcanza el 3% en Andalycía, frente al 46,2% del País Vasco o el 31,3% de Cataluña.

Respecto al gasto público en educación, Andalucía se encuentra también a la cola, sólo por delante de la región de Murcia.  Cabe destacar que las comunidades con un mayor gasto en educación son también las que tienen menores tasas de fracaso escolar, es decir, País Vasco, Navarra y Asturias.

Andalucía posee también un alto porcentaje de alumnos con 15 años repetidores, un 48%, lo que la sitúa también a la cabeza de este índice negativo. En cuanto al abandono prematuro del sistema educativo, destacan Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía con porcentajes de abandono próximo al 40%, y con el agravante de haber experimentado una evolución negativa en los últimos años.

En el lado positivo, el CES reconoce que Andalucía ha hecho un importante esfuerzo inversor en I+D+I. En 2006 nuestra comunidad, junto con Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana, concentraron el 65% del total de los gastos universitarios totales en I+D+I, y el 59% de los investigadores universitarios.

El informe Sistema Educativo y Capital Humano (01/2009) del Consejo Económico y Social se puede consultar en la página web : www.ces.es.