Encuesta

Las personas muy creativas han vivido su infancia temprana en familias complejas

Así se desprende del estudio elaborado por Gary Gute y Deanne S. Gute (University of Northern Iowa) y Jeanne Nakamura y Mihály Csikszentmihályi (Claremont Graduate Univesity (The Early Lives of Highly Creative Persons : the influence of the Complex Family), que publica en su último número la revista Creativity Research Journal (Acceso online para miembros de la Universidad de Sevilla). Se trata de una investigación cualitativa que se une a los estudios cuantitativos existentes sobre complejidad familiar.  Demuestra que el patrón Familia Compleja puede ofrecer una herramienta analítica útil para la extracción retrospectiva de datos sobre contexto familiar. Entre sus conclusiones cabe destacar que, basándose en cuarenta años de literatura experimental, queda demostrado que la complejidad es esencial en las vidas de las personas creativas.  El estudio aporta descripciones de sistemas familiares que facilitan el desarrollo de la creatividad adulta de las personas.  Se ha observado que los padres de familias complejas facilitan la integración ofreciendo una infraestructura social coherente a sus hijos  y resistiéndose  a ejercer demasiado control instrumental sobre sus actividades. Facilitan la diferenciación al resistirse a la tentación de ejercer un control emocional excesivo. Así como el principio integrador lleva a los padres a ejercer su influencia ofreciendo apoyo y líneas directrices de conducta, de la misma manera el principio diferenciador los lleva a ajercer esta influencia animando a los niños a obtener mejores niveles en sus habilidades y aceptar los retos. Su tesis es que estas familias  ofrecen unas condiciones óptimas para el cultivo de la creatividad y este entorno ayuda a los niños  a convertirse en adultos completos y maduros que son capaces de hacer importantes atribuciones a su cultura.

¿Nuevo mayo del 68?

Foto de El Mundo

Foto de El Mundo

Mientras en determinados medios se promueve una campaña para “enterrar” mayo  del 68 (Esperanza Aguirre, San Pablo CEU de Madrid, Unión Democrática de Estudiantes), adjudicando a este movimiento la negación del valor del esfuerzo o reduciendo este fenómeno  sociológico que revolucionó  Occidente  a un lema (“prohibido prohibir”), que hace sonar, como mínimo, ingenuo todo lo que se pensó, escribió, dijo e hizo en aquellos momentos (no sólo en París ; en Norteamérica y también aquí (España, Sevilla)  estaban los hippies y su movimiento contracultural), el mundo se mueve. ¿Qué está pasando? :

– En toda España el alumnado universitario se moviliza contra el “plan Bolonia”. Se le suman sindicatos como UGT , alumnado de secundaria y algunos profesores.  Por su parte, las autoridades académicas, como los Rectores de las Universidades  (donde las protestas se han venido sucediendo estos días), reclaman al Ministerio (ver entrevista con el Rector de la Universidad de Valencia) que informe mejor de en qué consiste el Plan Bolonia.  Desde esta posición se asume que las protestas vienen en gran parte motivadas por la ignorancia de en qué consiste realmente este Plan, que para la mayoría de los responsables de las distintas universidades y para muchos profesores, como D. Adolfo González Rodríguez, profesor de la Universidad de Sevilla, ex vicerrector y actual diputado por PP,  pretende ajustar los estudios universitarios a la realidad, homologarlos a nivel europeo y dotarlos de calidad (ABC Sevilla, versión impresa, 12/12/2008).  En cambio, los partidarios del movimiento antibolonia (ver : noabolonia.wordpress.com (Sevilla) ; especialbolonya.wordpress.com (Barcelona) ; www.universitatpublica.org (PMDUP) : infobolonia.blogspot.com (Madrid), ven en el proceso un viraje hacia  una mercantilización de la Universidad, en el entendido de que enfocar los estudios únicamente a su resolución en un puesto de trabajo y las medidas que derivan de esta mentalidad puede empobrecer notablemente los fines y, por tanto, el sentido de ser de la Universidad.

– En Grecia va a cumplirse  una semana con manifestaciones masivas de estudiantes, que no se conforman ante la muerte de Alexandros Grigorópoulos en un país azotado por la crisis económica como el que más. España comienza a sumarse a la marea.

– En Dinamarca, según el International Herald Tribune,  también ha habido manifestaciones en señal de simpatía hacia los manifestantes griegos (63 personas detenidas)

–  En Francia han empezado a aparecer por las calles expresiones como pintadas en solidaridad con los estudiantes griegos. “Atenas, ayer, París, Europa, mañana”, “Insurrección generalizada” dan el tono de lo que se cuece, al menos en ciertos ambientes (como La Sorbona, por ejemplo).  Mientras tanto, los estudiantes franceses han establecido ya su propio campo de batalla contra la reforma educativa de su país.

Todo esto en un mundo en crisis cada vez más dividido  entre el discurso oficial  (los Gobiernos,  partidos,  medios de comunicación de masas) y el alternativo ( al que se suman cada vez más escépticos frente al primero),  cuyo mensaje  parece llegar cada vez a más gente,  gracias al fenómeno Internet (según algunos, por cierto, un invento “hippy”). Entonces se hablaba de contracultura, ahora de antisistema.