• Ideas para la educación

    "No es posible una sociedad en libertad e igualdad sin personas conscientes, preparadas y capacitadas para pensar de manera autónoma, crítica y analítica. Se han de romper, por tanto, con los dogmas y los prejuicios. Hay que romper con la ignorancia para enfrentarse a un orden social injusto y abrir nuevos caminos. Hablamos de una educación entendida como pleno desarrollo del individuo y no como transmisión de un conjunto de valores admitidos." Colectivo Escuela Libre
  • Categorías

  • Archivos

  • Comentarios recientes

    Atención y memoria.… en La tercera edad, la capacidad…
    paideiablog en Maestros creativos
    Ana Belcy en Maestros creativos
    jlsamper en LA EDUCACIÓN LIBRE: UNA ALTERN…
    Pedro Osornio Gutiér… en Pedagogía de la complejid…
  • Nube de etiquetas

    abandono escolar Add new tag Adolescentes Alumnos con necesidades educativas especiales aprendizaje autoconcepto Bibliotecas escolares BUS Noticias CALIDAD Cognición competencias Complejidad COMUNICACIÓN LINGÜÍSTICA Conocimiento Creatividad De 0 a 6 años Deporte didáctica de las ciencias Didáctica de las matemáticas Educación Educación artística Educación especial educación inclusiva educación musical Educación Primaria Educación sonora Ejercicio físico empleo Enseñanza enseñanza de las ciencias escuela Espacio Europeo de Educación Superior España estrés docente Estudiantes Facultad de Ciencias de la Educación Familia formación del profesorado Formación de maestros Formación de profesores Género Huelgas Infancia innovación educativa Instituciones de Educación Superior Lectura Libros LOMCE Maestros Magisterio neoliberalismo niños e internet Noticias Padres y escuela PEDAGOGÍA Personas creativas Personas discapacitadas Plan de Bolonia Política educativa Proceso de Bolonia recortes en educación Rendimiento académico risa y aprendizaje Sexualidad sistema educativo socialización TIC y Educación UNIVERSIDAD Universidad de Sevilla Universidades US Noticias Valores videojuegos violencia escolar web 2.0
  • Posts Más Vistos

  • Top Clicks

La falta de formación es la principal responsable del desempleo juvenil

Feliciano Tisera

Casi la mitad de los jóvenes abandona los estudios sin terminar la educación secundaria.

El hecho de que el 44% de los jóvenes españoles abandonen los estudios antes de terminar la educación secundaria aparece como uno de los factores más determinantes para explicar sus dificultades de acceso al mercado laboral en un país en el cual el desempleo entre personas de entre 16 y 29 años es del 34%, según un informe del Observatorio Empresarial contra la Pobreza -plataforma coordinada por la Fundación CODESPA con el apoyo de Endesa, Telefónica, Fundación Bancaria la Caixa, BBVA, el grupo de ingeniería Sener, The Boston Consulting Group y la Escuela de Negocios IESE-.

“Los jóvenes de hoy son el activo que sustentará a España en las próximas décadas y, lamentablemente, esta realidad pone en riesgo el futuro de nuestro país“, reza el informe.

Y es que el comportamiento de la tasa de paro de los jóvenes es inversamente proporcional al nivel de formación: el desempleo se duplica en jóvenes con formación básica y se reduce notablemente en aquellos con educación superior.

En comparación con la media de la UE, el 44% de jóvenes españoles que sólo alcanza la Educación Primaria es 10 puntos porcentuales superior. Los jóvenes españoles que alcanzan Educación Secundaria y Educación Media son un 33%, frente al 46% de la media europea; mientras que a la Educación Superior la alcanzan un 24% de los jóvenes españoles, frente al 20% de la media europea.

Entre los jóvenes activos en España -aquellos en disponibilidad para trabajar-, 2,4 millones están ocupados y 1,25 millones están desempleados. Estos últimos conforman la tasa de paro juvenil del 34%, “uno de los principales problemas, si no el mayor, que tiene planteada la sociedad española desde que se inició la crisis a finales de 2007”, señala la plataforma.

Sobrecualificación

El informe destaca que estas cifras demuestran una elevada polarización de la educación asociada a la reducida apuesta de los jóvenes españoles por la formación profesional, lo que provoca además que puestos técnicos de menor cualificación sean ocupados por universitarios licenciados que están sobrecualificados, lo que produce frustración laboral.

(Gráficos: Informe El camino hacia el empleo juvenil, Observatorio Empresarial contra la Pobreza).

Temporalidad excesiva

En cuanto a los jóvenes que sí tienen trabajo, es importante destacar en el ámbito de este informe un dato objetivo que debilita, en cierto modo, la presencia de los jóvenes en el mercado laboral: la temporalidad de los contratos, ya que el 67% de jóvenes con contrato a tiempo parcial es involuntario.

Los datos muestran una evolución negativa de esta cuestión en España respecto a la UE. Si en 2006, la temporalidad involuntaria en España era del 37% frente al 28% del bloque, esta brecha de 9 puntos se ensanchaba en 2015 hasta los 33 puntos -67% frente al 34% europeo, según datos de Eurostat-.

El informe también destaca el número excesivo de ninis -jóvenes que no estudian ni buscan empleo-, “muchos de ellos fruto del desánimo que les causa la situación del mercado laboral al no encontrar oportunidades”.

La comparación de ninis entre España y la UE muestra mayor contraste aún que la temporalidad involuntaria: mientras en 2006 en el bloque en su conjunto había un porcentaje más alto de ninis que en España -que en ese entonces tenía un 13,2%-, en 2015 ese porcentaje saltó hasta el 22,2%, mientras que el de la UE se mantuvo en el entorno del 14%.

La discapacidad, otra brecha laboral

El informe “constata una falta de sensibilidad de las empresas para convertirse en herramientas de inserción, aun cuando existen incentivos y bonificaciones económicas para tal fin“. Las cifras son elocuentes: los jóvenes con discapacidad de 16 a 24 años tenían en 2014 (INE) unas tasas de desempleo del 68%, 15 puntos porcentuales más que los jóvenes sin discapacidad.

Otra cuestión que lastra la empleabilidad es el lugar de nacimiento de los jóvenes: mientras los que han nacido fuera de la UE-28 presentan unas tasas de desempleo del 42%, la tasa de nacidos en España es del 36%.

Aún se pagan los efectos del ‘boom’ del ladrillo

Otro problema estructural de la economía española, según el informe, ha sido la dependencia de determinados sectores, como la construcción, con un peso muy superior a la media europea en la época de bonanza económica con respecto al PIB (un 12% frente al 6% europeo). Esto animó a muchos jóvenes, hombres en su mayoría, a abandonar sus estudios antes de tiempo gracias a la facilidad de encontrar un trabajo bien remunerado, dado los niveles salariales de esos años.

El impacto negativo que ha generado la crisis del sector de la construcción entre los jóvenes es doble: por un lado, el número de jóvenes en el paro ha crecido muy por encima de lo razonable, y lo que es más grave, no tienen la formación y la cualificación necesaria para encontrar un nuevo puesto de trabajo, señala el informe. Por eso, un porcentaje importante de los jóvenes en paro están en una situación especialmente vulnerable para encontrar empleo.

Mucho tiempo para encontrar trabajo

El Observatorio destaca también que el desempleo de larga duración -más de un año- es uno de los factores más decisivos en la vulnerabilidad juvenil ante el empleo, y “un fenómeno de una gran profundidad en España si se compara con los socios europeos”. Así, la tasa de paro de larga duración de los jóvenes de entre 15 y 29 años en España (14,4%) era en 2015 casi 9 puntos porcentuales mayor a la europea (5,8%).

“Las cifras describen un panorama preocupante puesto que la probabilidad de encontrar empleo va disminuyendo a medida que se incrementa el tiempo de desempleo: el capital humano y las habilidades y competencias se van degradando y quedando obsoletas, se produce una desvinculación con el sector, el candidato se hace menos ‘atractivo’ a ojos de las empresas”, señalan los autores del estudio.