• Ideas para la educación

    "No es posible una sociedad en libertad e igualdad sin personas conscientes, preparadas y capacitadas para pensar de manera autónoma, crítica y analítica. Se han de romper, por tanto, con los dogmas y los prejuicios. Hay que romper con la ignorancia para enfrentarse a un orden social injusto y abrir nuevos caminos. Hablamos de una educación entendida como pleno desarrollo del individuo y no como transmisión de un conjunto de valores admitidos." Colectivo Escuela Libre
  • Categorías

  • Archivos

  • Comentarios recientes

    paideiablog en Por qué padres y madres de Sil…
    Lilian Castillo en Por qué padres y madres de Sil…
    paideiablog en ¿Son un mito los estilos de ap…
    photodromm en ¿Son un mito los estilos de ap…
    La oca del reciclaje… en Educación y TIC : pros y …
  • Nube de etiquetas

    Add new tag Adolescentes Alumnos con necesidades educativas especiales aprendizaje autoconcepto BUS Noticias CALIDAD calidad de la enseñanza Calidad Educativa Cognición competencias Complejidad COMUNICACIÓN LINGÜÍSTICA Conocimiento Creatividad De 0 a 6 años Deporte didáctica de las ciencias Didáctica de las matemáticas Educación Educación artística Educación emocional Educación especial educación inclusiva educación musical Educación Primaria Educación Secundaria Educación sonora Ejercicio físico empleo Enseñanza enseñanza de las ciencias escuela Espacio Europeo de Educación Superior España Estudiantes Facultad de Ciencias de la Educación Familia formación del profesorado Formación de maestros Formación de profesores Género Huelgas Igualdad de Género Infancia Instituciones de Educación Superior Lectura Libros LOMCE Maestros Magisterio neoliberalismo Noticias Padres y escuela PEDAGOGÍA Personas creativas Personas discapacitadas Plan de Bolonia Política educativa Proceso de Bolonia recortes en educación reformas educativas Rendimiento académico Sexualidad sistema educativo socialización TIC y Educación UNIVERSIDAD Universidad de Sevilla Universidades US Noticias Valores videojuegos violencia escolar web 2.0
  • Posts Más Vistos

  • Top Clicks

  • Anuncios

Hacer más efectivo el aprendizaje

aprendizaje

Todos tenemos nuestros métodos para estudiar y hay gente a la que le va muy bien subrayar con colores, otros hacer esquemas y a otros leer repetidas veces, los hay que prefieren escuchar grabaciones de las clases, etc… Cada una de estas técnicas se centra en un área de aprendizaje: Visual, auditivo, analítico, etc… Porque a cada persona le va mejor un tipo de aprendizaje u otro. De todas formas todos ellos se encuentran más o menos dentro de la idea tradicional de la educación que se fomenta en los colegios. Los colegios se centran en un aprendizaje por absorción, es decir el profesor y los libros cuentan y el alumno memoriza y absorbe, pero se sabe que este no es el mejor método de aprendizaje, ni el que más se aprovecha. Hoy vamos a analizar los distintos tipos de aprendizaje y su efectividad pudiendo así incorporarlos a nuestra vida y sacar el máximo provecho de nuestros momentos de estudio.

La pirámide del aprendizaje.

Se sabe que hay dos tipos de aprendizajes, el aprendizaje por métodos pasivos (clases magistrales, leer libros, ver videos) y el aprendizaje por métodos participativos (hacer grupos de debate, ejercicios prácticos, etc.).

Según estos métodos se han estudiado diversas tasas de retención:

Métodos pasivos:

  • Clases (profesor explica): retención de un 5%
  • Lectura de material: retención de un 10%
  • Métodos de audio o vídeo: retención de un 20%
  • Demostraciones: retención de un 30%

Métodos participativos:

  • Discusiones de grupo: retención de un 50%
  • Practica real, ensayo-error, manipulación: retención de un 75%
  • Enseñar a otros: retención de un 90%.

Cómo vemos retenemos mucha más información cuando trabajamos modificando la información y manipulándola activamente, de esta forma el aprendizaje es más profundo y además más duradero. Lo que se “empolla” suele recordarse a corto plazo pero olvidarse con el tiempo.

Tipos de aprendizaje:

Analicemos pues los distintos tipos.

– Aprendizaje memorístico: El estudiante memoriza contenidos sin comprenderlos ni relacionarlos con otros.

– Aprendizaje receptivo: El sujeto comprende el contenido para reproducirlo pero no descubre nada.

– Aprendizaje por descubrimiento: El sujeto es activo, descubre conceptos, los relaciona y reordena para adaptarlos a su propio estilo de pensamiento.

– Aprendizaje significativo: El sujeto relaciona lo anteriormente aprendido con lo nuevo, dotándolo de coherencia.

La teoría del aprendizaje significativo.

David Ausubel postuló esta teoría en la que afirmaba que el aprendizaje significativo es aquel que permite al alumno conectar conocimientos previos con nuevos (reajustando y reconstruyéndose ambos en el proceso), generalizar lo aprendido a contextos nuevos y extraer conclusiones. Su teoría constructivista se opondría a las más mecanicistas, basadas en repetición y absorción simple del material, siendo más cercanas a la idea anterior de aprendizaje activo, para Ausubel la clave está en entender el material.

Se cree que el aprendizaje es mayor y más significativo cuando lo nuevo puede anclarse y asociarse con un conocimiento previo, creándose como una red de conocimiento, con ideas entrelazadas que tienen sentido y que el sujeto entiende.

La curva del olvido:

El olvido sigue una curva peculiar pues la mayoría del olvido se produce horas después del aprendizaje, disminuyendo a medida que pasa el tiempo, de manera que cada vez olvidamos menos. Es por esto que se recomienda repasar las 12-24 primeras horas después de aprender algo, luego a la semana y luego a las 3 semanas.

Conclusiones:

Si quieres aprender de forma efectiva y eficiente debes buscar un método que te permita manipular la información de forma activa, por ejemplo debatir con compañeros, hacer ejercicios prácticos, explicar lo estudiado delante del espejo como si se lo explicarás a alguien (o hacerlo de verdad), etc… Y asegurarte de que lo relacionas con conocimientos previos, que ya poseías pues lo dotarás así de una base más robusta y este enlace permitirá recuperar la información de forma más rápida.

Es importante tener retroalimentaciónaprender de los errorespracticar con frecuencia.

Consejos: En épocas de estudio es muy importante dormir bien, hacer descansos frecuentes, beber líquidos y comer sano. Además asegúrate de cumplir con los siguientes conceptos:

– Estar motivado para el estudio.

– Estar concentrado, sin distracciones y en un espacio agradable.

– Ten una actitud abierta, ACTIVA y receptiva para con el aprendizaje y la tarea.

– Se organizado, divide el temario en partes más pequeñas, programa horarios, organiza el material.

– Intenta comprender todo lo que lees y trabajas.

– Repite el material para asegurar una mejor absorción.

Fuente: EdudemicAprendizaje significativoEstrategias aprendizaje

Anuncios

Equivocarse para aprender

Bruno Koeltz, en Le Nouvel Observateur decía : “Si no se han cometido errores aprendiendo, es un error creer que se ha aprendido”.

Es necesario aceptar que no se es perfecto, y aprender a equivocarse para avanzar mejor parece ir en contra de los consejos oficiales, que hacen del error un enemigo a abatir en materia de educación. La exigencia de un resultado “sin errores” aparece como una constante a lo largo de los programas de estudio escolares.

Hay muchos estudios  que prueban la necesidad de equivocarse para comprender y retener mejor.

Sin embargo, se “culpabiliza” el error y esta culpabilización viene reforzada por las prácticas que se dan en clase : No hay tiempo, se requieren resultados rápidos. De hecho, se piensa que, mientras menos “se pierde el tiempo” en aprender, más rápido se sabe. Por tanto,  todo aquello que ralentiza los resultados, como la reflexión, la investigación, el trabajo en equipo, está desaconsejado por no decir prohibido. Sólo se tiene derecho a un ensayo.

Pero al contrario de lo que se piensa, ningún aprendizaje se puede hacer rapidamente.  Es necesario que los alumnos tengan tiempo para construir el conocimiento : experimentar, analizar, tantear…

Por otra parte, hay que tener en cuenta que los ejercicios no han enseñado nada jamás : sólo pueden servir para fijar ciertos descubrimientos, pero jamás introducirlos – y aún así, deben ser lúdicos, jamás evaluados.

En cuanto al trabajo individual, deja al alumno como exclusivo responsable de lo que hace. Para que los alumnos sean capaces de asumir personalmente la responsabilidad de lo que hacen, es necesario que hayan podido primero compartirlo. Es una de las razones de hacer trabajar con los alumnos en grupos solidarios.  Es en el grupo donde aprende a ser él mismo y afrontar solo las dificultades. No se aprende nada solo, y, desde luego, no se aprende a funcionar solo.

Por fin, hay que tener en cuenta la imagen que el profesor da de su relación personal con el error. Tiene que saber aceptar que no es perfecto, no sólo ante sí mismo sino ante los ojos de los alumnos : saber reconocer sus errores y saber recordar los que cometió cuando era alumno. Lejos de arriesgarse a quedar desvalorizado a ojos de los alumnos,  se aproxima a ellos y les da seguridad.

Todo esto requiere de los profesores una formación adecuada que no se limita a los contenidos, ni tampoco a la pedagogía : ser profesor requiere que éste lleva a cabo un trabajo consigo mismo. que difícilmente podrá hacer a solas.

Extracto de: Charmeux, Éveline. “Ne pas faire de l’erreur un échec”. Cahiers pedagogiques, nº 494, janvier 2012, pp. 12-13

 

La repetición y el aprendizaje

Una investigación internacional realizada en la Hispalense demuestra que la repetición es el mecanismo de aprendizaje más natural y eficaz para consolidar los contenidos.

Si bien el razonamiento y la práctica son dos de los pilares fundamentales del saber, la repetición del contenido no lo es menos. De hecho, el profesor de Psicología Básica de la Universidad de Sevilla, José León-Carrión ha dirigido una investigación internacional que ha hallado y visualizado el mecanismo cerebral responsable de la memoria y el aprendizaje. En el estudio, realizado íntegramente en Sevilla, han participado investigadores de las Universidades de Sevilla y Dexel, Filadelfia.

El profesor León-Carrión y su equipo han probado que el aprendizaje eficaz sólo se produce cuando se consigue la supresión de la respuesta neuronal provocada en la corteza cerebral dorsolateral prefrontal, después de repetit lo que uno quiera aprenderse varias veces en varios y distintos momentos.

La investigación, publicada en la prestigiosa revista de neurociencias  “Behavioral Brain Research”, se centra en los efectos fisiológicos y cerebrales que produce la repetición de la información que se quiere aprender en el aprendizaje y en la memoria de trabajo. Esta investigación pone de manifiesto que la repetición como método de aprendizaje es un mecanismo natural y eficaz, probablemente el mejor, para consolidar lo que se ha estudiado. El cerebro requiere que se repitan varias veces lo que se quiera estudiar o aprender para que se quede grabado permanentemente.

Todo ello confirma que la repetición es un método de aprendizaje natural en el que se trata de refrescar la información diferentes veces antes de que llegue a estar permanentemente o temporalmente accesible.

De todos modos, el profesor León Carrión advierte que no se debe olvidar que, para aprender, el individuo debe tomar cierta parte activa y esforzarse en el proceso. Por tanto, el binomio motivación-repetición constituye el método más eficaz para aprender, memorizar y recordar las cosas mucho tiempo después.

La importancia de los resultados de esta investigación se asienta sobre el punto de vista educativo y especialmente para la planificación del aprendizaje de contenidos nuevos,tanto en la escuela como en la universidad o en cualquier actividad cotidiana. Además, se prevé que fecilitarán nuevas fórmulas de tratamiento neuropsicológico y médico para las personas que, por motivos neurológicos, sufran trastornos de memoria.

Fuente : ABC, edición impresa, año CVII, núm. 34.391, jueves 18 de febrero, p.46