Hacer más efectivo el aprendizaje

aprendizaje

Todos tenemos nuestros métodos para estudiar y hay gente a la que le va muy bien subrayar con colores, otros hacer esquemas y a otros leer repetidas veces, los hay que prefieren escuchar grabaciones de las clases, etc… Cada una de estas técnicas se centra en un área de aprendizaje: Visual, auditivo, analítico, etc… Porque a cada persona le va mejor un tipo de aprendizaje u otro. De todas formas todos ellos se encuentran más o menos dentro de la idea tradicional de la educación que se fomenta en los colegios. Los colegios se centran en un aprendizaje por absorción, es decir el profesor y los libros cuentan y el alumno memoriza y absorbe, pero se sabe que este no es el mejor método de aprendizaje, ni el que más se aprovecha. Hoy vamos a analizar los distintos tipos de aprendizaje y su efectividad pudiendo así incorporarlos a nuestra vida y sacar el máximo provecho de nuestros momentos de estudio.

La pirámide del aprendizaje.

Se sabe que hay dos tipos de aprendizajes, el aprendizaje por métodos pasivos (clases magistrales, leer libros, ver videos) y el aprendizaje por métodos participativos (hacer grupos de debate, ejercicios prácticos, etc.).

Según estos métodos se han estudiado diversas tasas de retención:

Métodos pasivos:

  • Clases (profesor explica): retención de un 5%
  • Lectura de material: retención de un 10%
  • Métodos de audio o vídeo: retención de un 20%
  • Demostraciones: retención de un 30%

Métodos participativos:

  • Discusiones de grupo: retención de un 50%
  • Practica real, ensayo-error, manipulación: retención de un 75%
  • Enseñar a otros: retención de un 90%.

Cómo vemos retenemos mucha más información cuando trabajamos modificando la información y manipulándola activamente, de esta forma el aprendizaje es más profundo y además más duradero. Lo que se “empolla” suele recordarse a corto plazo pero olvidarse con el tiempo.

Tipos de aprendizaje:

Analicemos pues los distintos tipos.

– Aprendizaje memorístico: El estudiante memoriza contenidos sin comprenderlos ni relacionarlos con otros.

– Aprendizaje receptivo: El sujeto comprende el contenido para reproducirlo pero no descubre nada.

– Aprendizaje por descubrimiento: El sujeto es activo, descubre conceptos, los relaciona y reordena para adaptarlos a su propio estilo de pensamiento.

– Aprendizaje significativo: El sujeto relaciona lo anteriormente aprendido con lo nuevo, dotándolo de coherencia.

La teoría del aprendizaje significativo.

David Ausubel postuló esta teoría en la que afirmaba que el aprendizaje significativo es aquel que permite al alumno conectar conocimientos previos con nuevos (reajustando y reconstruyéndose ambos en el proceso), generalizar lo aprendido a contextos nuevos y extraer conclusiones. Su teoría constructivista se opondría a las más mecanicistas, basadas en repetición y absorción simple del material, siendo más cercanas a la idea anterior de aprendizaje activo, para Ausubel la clave está en entender el material.

Se cree que el aprendizaje es mayor y más significativo cuando lo nuevo puede anclarse y asociarse con un conocimiento previo, creándose como una red de conocimiento, con ideas entrelazadas que tienen sentido y que el sujeto entiende.

La curva del olvido:

El olvido sigue una curva peculiar pues la mayoría del olvido se produce horas después del aprendizaje, disminuyendo a medida que pasa el tiempo, de manera que cada vez olvidamos menos. Es por esto que se recomienda repasar las 12-24 primeras horas después de aprender algo, luego a la semana y luego a las 3 semanas.

Conclusiones:

Si quieres aprender de forma efectiva y eficiente debes buscar un método que te permita manipular la información de forma activa, por ejemplo debatir con compañeros, hacer ejercicios prácticos, explicar lo estudiado delante del espejo como si se lo explicarás a alguien (o hacerlo de verdad), etc… Y asegurarte de que lo relacionas con conocimientos previos, que ya poseías pues lo dotarás así de una base más robusta y este enlace permitirá recuperar la información de forma más rápida.

Es importante tener retroalimentaciónaprender de los errorespracticar con frecuencia.

Consejos: En épocas de estudio es muy importante dormir bien, hacer descansos frecuentes, beber líquidos y comer sano. Además asegúrate de cumplir con los siguientes conceptos:

– Estar motivado para el estudio.

– Estar concentrado, sin distracciones y en un espacio agradable.

– Ten una actitud abierta, ACTIVA y receptiva para con el aprendizaje y la tarea.

– Se organizado, divide el temario en partes más pequeñas, programa horarios, organiza el material.

– Intenta comprender todo lo que lees y trabajas.

– Repite el material para asegurar una mejor absorción.

Fuente: EdudemicAprendizaje significativoEstrategias aprendizaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: