Sociología para maestros

durkheim

 

La sociología tiene un significado práctico e implicaciones concretas para nuestras vidas y, como ciudadanos, nos puede ayudar a comprender las instituciones y situaciones sociales, a considerar las diferencias culturales, a evaluar los efectos de las políticas sociales en nuestras prácticas y a aumentar el autoconocimiento acerca de nuestra identidad y las relaciones con nuestro entorno.  Podemos decir lo mismo acerca de la Sociología de la Educación, por lo que a la formación del profesorado se refiere, a la que debe su nacimiento, como manera de hacer comprender a los profesores las instituciones educativas y su lugar en la sociedad. Más específicamente, le aclara al profesorado las relaciones entre las ciencias de la educación y le permite un acercamiento crítico a las prácticas pedagógicas.

La Sociología de la Educación es imprescindible en la formación inicial del profesorado, al objeto de dotarle de los instrumentos teóricos y de análisis que le permitan comprender y actuar sobre el contexto social donde se están formando y donde  van a desarrollar su trabajo. Por todo ello, la enseñanza de la Sociología de la Educación en la profesión docente se debe orientar a poner de manifiesto ese conocimiento de sentido común que conforma la mayor parte de los estereotipos que lastran el acercamiento crítico a la materia, al estudio de los condicionantes mutuos entre educación y sociedad,  destruyendo los lugares comunes.  Es importante conocer la situación de otros sistemas educativos en el espacio y el tiempo, relativizando el propio y el actual.

Otro aporte indudable de la presencia de la Sociología de la Educación en el diseño curricular de la formación del profesorado es aclararle el papel de cada ciencia en el campo educativo.  Durkheim señalaba la dependencia que la pedagogía tiene respecto de la sociología, en el terreno de la educación, al decir que la educación es un ente eminentemente social, tanto por sus orígenes como por sus funciones y, por ende, la pedagogía depende de la sociología más estrechamente que cualquier otra ciencia. Puede decirse que la Pedagogía aporta a la formación del profesorado los principios y métodos específicos que regulan los procesos de transmisión y aprendizaje.

La sociología parte del carácter social de los procesos de aprendizaje, sustrayéndolos del terreno meramente individual y estableciendo las dimensiones sociales del conocimiento y sus métodos de transmisión, pueda ayudar a cuestionar críticamente los conceptos aportados por otras disciplinas, puede analizar las estructuras sociales y de poder y el modo como éste se legitima en los procesos de transmisión y puede examinar las diferencias que existen entre la retórica de planes y programas y la realidad cotidiana de las prácticas en las aulas. Puede formar sociológicamente a los futuros profesores para que adquieran aquellos instrumentos teóricos y analíticos que necesitan para comprender y actuar sobre el contexto social donde se han formado y van a desarrollar su trabajo en el futuro.

Finalmente, en el plano institucional, la sociología puede aportar materiales muy útiles para la política educativa. Esto es posible por el mayor grado de implicación de la administración en la financiación de la investigación en el campo.

Extracto de : Guerrero Serón, Antonio. “La doble contribución de la Sociología a la formación del profesorado”. En : Revista Internacional de Sociología (RIS), vol. LXV, nº 48, sept.-dic. 2007, pp. 203-220

   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: