La formación en la empresa

formacion-y-desarrollo

Por su destacado interés adjuntamos las conclusiones del artículo “¿Formación en la empresa? Problemática. Perspectivas”, cuyo autor es Mariano Martín Alcázar. Publicado en : Revista Complutense de Educación, 1999, vol. 10, nº 1 : 159-179. Son las siguientes :

“1. La Formación en la empresa no se mueve en los mismos parámetros que la educación y la Pedagogía. Sus coordenadas son las económicas, las organizativas, las laborales…La finalidad última de la educación y la Pedagogía es la formación del hombre, de los hombres. La finalidad última de  la empresa, su esencia, es la producción de riqueza desde las variables sociales, políticas, económicas, laborales y sobre todo productivas desde las que se asienta y emerge.

2. A las empresas, hoy, no sólo se les exige riqueza, también calidad de productos y servicios, cohesión interna y social, creación de nuevos puestos de trabajo, incluso “inteligencia”. Para conseguir estos fines, para pervivir y afirmarse pone a trabajar sus elementos, sus factores; económicos, organizativos, tecnológicos y humanos…El factor humano, el capital humano o personal, sus relaciones, su capacitación y organización es el factor o motor fundamental.

3. La empresa entiende la formación como factor y capital humano. Lo analiza, lo estudia, descubre sus intereses y motivaciones, pretende su auto-estima y perfeccionamiento. Mejora sus relaciones y comunicaciones, selecciona y orienta a los cuadros directivos. El factor humano es aquel elemento o aspecto de la empresa sobre el que trabaja el departamento de formación y el formador.

4. Sin embargo, la vida es un conjunto de organismos que se adaptan organizándose. La vida humana es una adaptación organizada para la supervivencia y la mejora. Hoy el tejido industrial y laboral en el que se desarrolla la vida humana socializada aparece como un nuevo medio, un medio hostil que en ocasiones impide al hombre erigirse en autor y director de la creación y , lo que es peor, la competencia y competitividad propias del mundo de lo económico, industrial y laboral destruyen las raíces de la única supervivencia posible : la hermandad.

5. La tarea de educación y formación sería, primero y antes que nada, la transmisión de criterios de valor, de qué hacer con nuestras vidas. Sin ninguna duda, también hay necesidad de transmitir el “saber cómo”, pero esto debe estar en un segundo plano, porque obviamente es bastante estúpido poner grandes poderes en las manos de la gente sin asegurarse primero que tengan una idea razonable de qué es lo que van a hacer con ellos […]

6. Desde la Teoría de la educación y formación humana no hemos aprendido otra cosa: que todos los conocimientos y valores pueden resumirse en uno: libertad para la fraternidad. Sólo así es posible el equilibrio cósmico, personal y social, sólo así es posible la personalidad.

La Formación en la empresa, la Formación desde la empresa no puede olvidar no este destino ni este gran objetivo. Sólo conseguirá sus metas cuando la preparación profesional, la profesionalización, muestre aquella dimensión del hombre que no se limite a ser “operario” o “funcionario” sino ciudadano en el mundo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: