Nos hunden la educación

La revista Aula de Innovación Educativa, en su nº212 (junio 2012) publica un editorial de máximo interés en las circunstancias que estamos viviendo. El título es muy elocuente : El hundimiento del Titanic educativo.  Vamos a intentar dar el resumen más fiel posible a sus indignadas (como muchos más de nosotros) ideas : Durante las décadas previas se había intentado y conseguido, en parte al menos, construir  un sistema educativo avanzado que tenía como principales características la equidad y la calidad del mismo (una especie de Titanic).

Con los nuevos gobiernos (central y algunos autonómicos)  han llegado una serie de recortes que incluyen el aumento del número de alumnos en las aulas, arguyendo los diferentes políticos que estas medidas no afectarán a la calidad de la educación. Lo peor del caso es que seguidores y otros que ni lo son  se creen el argumento.

Advierten que los siguientes recortes :

–  plazas de profesorado

– aumento de alumnos por aula

– aumentar trabajo del profesorado

– reducir su sueldo

– recortar especialistas

– disminuir la inversión en comedores

– en becas

– transportes

– servicios educativos

– reducir casi a cero la formación docente

y sus repercusiones van a provocar un descenso drástico en la calidad de la enseñanza y que esto, a se vez, incidirá en la equidad.

La cuestión es que todos los organismos especializados en Educación, incluidos los internacionales estipulan que para que se dé calidad en el sistema educativo son necesarios :

– recursos materiales

– recursos humanos (profesorado)

– equipo directivo y su gestión

– cuestiones pedagógicas (diversidad, recursos educativos, etc.)

Precisamente lo que van a recortar.

Termina el editorial lamentando que los políticos no sean conscientes del daño que están haciendo con están medidas o, sencillamente,  son conscientes, pero no les importa la Educación y recurren al engaño.

Termina el editorial preguntándose si podremos detener este desastre “Titánico”. Nosotros respondemos : depende mucho de la reacción de los ciudadanos y ciudadanas de este país, de que sean capaces de captar el calado tremendo de las medidas tomadas (y de otras que posiblemente se tomarán) y de su grado de tolerancia de lo que hagan los que están ahora en el poder. Que el pueblo hable y actúe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: