Las TIC en la educación

Las nuevas tecnologías de la información han levantado numerosas expectativas, que, al no verse cumplidas, han derivado en una cierta decepción. Procede, en estos momentos, una reflexión para poner cada cosa en su sitio y evaluar de manera realista lo que la tecnología de la información puede aportar a la educación. Entre los teóricos del tema abundan las opiniones contrarias. Lowendahl pretende abordar el tema con una actitud más realista. Westera considera ese realismo el verdadero obstáculo para un uso óptimo de las tecnologías. Para Resnick, no habrá una verdadera integración de las tecnologías en la educación, mientras no se asuma el ordenador como un elemento tan elemental y útil como el pincel para la pintura ; es decir, cuando se pueda considerar al ordenador como un elemento, por seguir con el mismo ejemplo, de expresión creativa.

Para Jean Underwood la solución pasa por tener presente todo el sistema educativo. Este sistema deberá integrar el método de enseñanza y la evaluación con las actividades de los objetivos, de tal manera que todos los elementos del sistema funcionen conjuntamente para favorecer el aprendizaje. Para poder llevar a cabo esta integración la misma Underwood propone :

a) Minimizar el uso de la tecnología. Esta estrategia se relaciona con los problemas de igualdad y con las diferencias en el acceso a las TIC fuera del aula.

b) Hacer uso de la  tecnología para complementar la práctica. Aquí hay que tener en cuenta las pizarras digitales, una de las innovaciones mejor integradas en el aula.

c) Unificar y evolucionar.  Los educadores deben saber adaptarse y responder a las posibilidades de la tecnología mediante la innovación. Los centros necesitan convertirse en instituciones educativas abiertas que “cambian radicalmente su perspectiva acerca del conocimiento, la evaluación y la relación entre estudiante, maestro e información” (Hernández y Goodison). El mejor ejemplo es la página web, que pueden crear maestros y/o alumnos, según sus necesidades y sus intereses.

Cualquier intento de integrar las tecnologías supone un cambio en el sistema educativo.  Todavía es incierto si el sistema educativo logrará transformarse. Por de pronto, las TIC ya han transformado la mente del alumno. Queda por saber si sucederá lo mismo con los profesores.

Extracto de : Jean Underwood. “¿La tecnología es capaz de transformar el leviatán educativo?”. En : Cuadernos de Pedagogía, nº 418, pp. 16-20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: