La tercera edad, la capacidad cognitiva y la capacidad de atención

 Se ha comprobado que las personas de la tercera edad sufren un deterioro cognitivo que, evidentemente, repercute en su calidad de vida. Entre las capacidades que se ha visto que disminuyen está la de atención. No obstante, gracias a la plasticidad del cerebro humano, este deterioro puede no sólo detenerse, sino también retroceder, siempre que se empleen las técnicas adecuadas basándonos en el conocimiento de cómo se produce este deterioro. Uno de los medios que se están empleando en los últimos tiempos para mejorar la capacidad mental de nuestros mayores son los programas de ordenador.

  Volviendo a la capacidad de atención, podemos decir que es la capacidad que permite a cada sujeto seleccionar aspectos de la realidad para analizarlos con más detalle. Los elementos principales de la atención son : la selección y el control, más la vigilancia sostenida que nos permite seguir seguir los pasos de una tarea a través del tiempo hasta su consecución.

  En relación con el envejecimiento, el aspecto de la atención más estudiado es el de la selección, necesario para mantener una conducta adaptada. Diversos estudios han demostrado que, aunque en algunas tareas de selección, el anciano es igual de eficiente que el adulto joven, hay otras muchas tareas (o aspectos de la selección para la atención) en las que el anciano muestra deficiencias, como el enlentecimiento. También existen estudios que avalan la disminución de la capacidad de vigilancia con la edad. Algunos de esetos estudios acentúan la mayor distracción de los ancianos con respecto a los adultos más jóvenes.

   Como apuntábamos al principio, todas las habilidades cognitivas pueden ser entrenadas en la tercera  edad para disminuir los efectos deteriorantes del envejecimiento. Esto se hace mediante programas de entrenamiento integral que contemplaría el entrenamiento sistemático de : la atención selectiva, sostenida y dividida, la memoria, la percepción y el lenguaje. La eficacia de estos programas se basa en que se apoyan la capacidad de reserva cognitiva y la plasticidad cerebral, por un lado, y en la capacidad de aprendizaje, por otro.

   A partir de estas bases han surgido distintos programas dirigidos, sobre todo, a entrenar la memoria. Otros programas se dedican al desarrollo de la atención y la modificación de actitudes negativas ante la pérdida de memoria.

Noemí Sánchez y otros presentan un programa informático dirigido a sostener la atención selectiva de los ancianos, denominado Aprende a atender (un enfoque aplicado), cuyos resultados positivos publican en Aula Abierta 2011, vol. 39, núm. 2, pp.69-80.

Fuente : Sánchez, Noemí [y otros]. Análisis de un programa informático para estimular la atención en las personas mayores. Aula Abierta 2011, vol. 39, núm. 2, pp.69-80

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: