Los/las adolescentes y sus estereotipos

Las revistas de adolescentes ayudan a construir la identidad, pero es bueno que sus lectoras tengan más espacios de socialización. Los personajes adolescentes de las series televisivas son extremos : o demasiado felices o demasiado desgraciados, y  los jóvenes no se sienten representados por ellos. Es una afirmación que surge de un estudio conjunto de las universidades Autònoma y Pompeu Fabra de Barcelona y la Rovira i Virgili de Tarragona, sobre la imagen de los adolescentes en el prime time televisivo. El público adolescente cree que se le refleja con una imagen irresponsable, como pasotas, vagos, graciosillos, broncas, coquetas, tontas o en la edad del pavo.

   El Centro Internacional de Estudios sobre Infancia, Juventud y Medios de Comunicación de la Universidad de Götteborg (Suecia) ha publicado ¿Al servicio de los jóvenes?, un compendio de estudios diversos y que alertan de que la socialización que la televisión supone para los jóvenes está demasiado mezclada con un espíritu mercantilista que les deja desprotegidos.

  En Drac Màgic, una entidad que se dedica al estudio del mundo audiovisual y que organiza campañas didácticas sobre cómo se configura el imaginario televisivo y su poder socializador, se lamenta que el consumo de los medios de comunicación, que se extiende a nuevos formatos como las redes sociales, hace que se subraye más la ecuación éxito-dinero-belleza. “Un caso paradigmático- ilustran en la entidad- es Hannah Montana :en la serie es representada como una chica con una doble identidad, una chica normal y Hannah Montana, una famosa cantante.

  Mientras el personaje de ficción se representa con sus contradicciones, e incluso puede hacer el ridículo, cuando se refiere a Miley Cirus, la persona real, se usa un modelo de éxito casi adulto y basado en el dinero y su aspecto físico”.

  Un estudio llevado a cabo en Alemania por el Instituto Internacional de Juventud y Televisión Educativa, que anunció series televisivas para niños en 24 países, concluyó que la televisión no refleja la diversidad real del planeta : los personajes de raza blanca y cultura occidental dominan la ficción. Otro estudio que comparaba en Estados Unidos y Canadá cómo presentaban los papeles de mujer y hombre las películas destinadas a un público familiar concluyó que la televisión no refleja la diversidad real del planeta : los personajes de raza blanca y cultura occidental dominan la ficción. Otro estudio que comparaba en Estados Unidos y Canadá cómo presentaban los papeles de mujer y hombre las películas destinadas a un público familiar concluyó que en 20 años se ha avanzado poquísimo.

Fuente : Giró, Carmen.”Condenadas a ser muñecas”. En : Magazine, 17 de abril del 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: