De la integración escolar a la escuela inclusiva


La educación inclusiva es un movimiento que aparece entre los ochenta y los noventa del siglo XX, de la mano de profesores,padres y discapacitados, que no están de acuerdo con los postulados de la Educación Especial, a pesar de que ésta englobaba el concepto de integración escolar, puesto que con este concepto se incluía una especie de apartheid en donde se educaba a los niños discapacitados desde la idea del déficit.

Aparecen a raíz de esto las tendencias a la reforma de la educación, con la idea de hacer de ésta algo que ha de llegar a todos sin ningún tipo de excepción, en las condiciones que regularmente se establecen. La educación inclusiva asume la educación como un derecho, al tiempo que considera la diversidad (de cualquier tipo)  como un valor educativo esencial.

La inclusión defiende  una educación eficaz para todos, basada en que los centros deben satisfacer las necesidades de todos los alumnos, independientemente de cuáles sean sus características personales, psicológicas y sociales,  sean éstos discapacitados o no. Se considera esta idea tierra de cultivo para que la escuela pueda educar con éxito a sus diversos alumnos y colabore en eliminar la enorme desigualdad e injusticia sociales.

La educación inclusiva subraya la necesidad de educar de otra manera ; desde luego, de manera diferente a las prácticas típicas de la integración escolar. Según algunos educadores con experiencia en educación inclusiva, los niños con discapacidades son un regalo para la reforma educativa, ya que gracias a su presencia en la escuela se abre la posibilidad de romper con los esquemas tradicionales y empujar a los profesores a intentar nuevas prácticas.

Para la UNESCO, la educación inclusiva es “el medio más efectivo de combatir las actitudes discriminatorias, creando comunidades de bienvenida, construyendo una sociedad inclusiva y alcanzando la educación para todos ; además, proporciona una educación eficaz para la mayoría de los niños, mejora la eficacia y, en último término, la relación coste-efectividad de todo sistema educativo”.

Fuente : Arnaiz Sánchez, Pilar. Luchando contra la exclusión. En : Innovación Educativa, nº 21, 2011 : pp. 23-25

Para saber más : Innovación Educativa, nº 21. Número dedicado íntegramente a la Educación Inclusiva

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 948 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: