Comunicación oral en enseñanza primaria

    En esta etapa el objetivo principal es dotar a los alumnos de las competencias precisas para emplear la lengua como instrumento de comunicación, representación y aprendizaje. Al final de la primaria el alumno debe dominar las cuatro destrezas básicas : hablar,  escuchar, leer y escribir, las dos primeras relacionadas con la lengua oral.

Los elementos que integran la realidad docente de la comunicación oral, si nos centramos en los más esenciales son : a) el niño ; b) el maestro y c) la escuela.

a) El niño tiene seis años al comienzo de la primaria y se expresa ya con facilidad, comprende lo que le dicen tanto en la escuela como en la familia y en el entorno de los pares. Pero le queda mucho por descubrir : en el nivel fonético necesita perfeccionar la pronunciación de ciertos sonidos ; en el nivel semántico tiene que aprender nuevas palabras y en el nivel gramatical tendrá que saber utilizar adverbios y preposiciones de espacio y tiempo, algunos tiempos verbales (condicional, pluscuamperfecto), la concordancia entre oración subordinada y principal, el uso de algunas oraciones subordinadas y las pasivas.

b) El maestro debe desarrollar el lenguaje del niño a partir de ese estadio que describimos. En el lenguaje oral se requiere una enseñanza individualizada por oposición a otras materias.

c) La escuela aporta un entorno, un espacio, unos pares interlocutores, objetivos y programación en el área del lenguaje oral. Podemos decir que la enseñanza del lenguaje oral en esta etapa es de las áreas más difíciles, ya que el nivel que el niño aporta a ella al llegar depende mucho de su entorno familiar y de su estatus social y es, por tanto, muy variable.

También la escuela puede influir negativamente en este desarrollo. Por ejemplo el silencio que se impone en la mayoría de ambientes de aula no facilita el desarrollo de que hemos hablado, tampoco la disposición del mobiliario en el aula. A ello se añaden factores intrínsecos del lenguaje oral como los gestos corporales que hay que saber adecuar al discurso del niño. Todo esto implica la necesidad de estrategias didácticas.

Es imprescindible ser conscientes de la importancia del lenguaje oral, mayor si cabe que la del escrito, pues es anterior en el aprendizaje y repercute en la vida diaria de todos. Es conveniente fomentar esta actividad en los alumnos y no ponerles impdimentos a la hora de pedir algo, saludar, expresar sus sentimientos, exponer sus ideas, decir sus pensamientos, intercambiar opiniones, exponer temas variados.

En cuanto a la importancia otorgada por las distintas instancias al lenguaje oral frente al escrito, no deja de ser significativo que de diez objetivos generales propuestos por el Ministerio, en el ámbito de la lengua, el menos ocho están relacionados con el lenguaje oral.

El profesor deberá ser muy cuidadoso en la enseñanza de la lengua oral : actitud de respeto hacia las opiniones ajenas, justificar las propias opiniones, ser capaces de razonar nuestras respuestas para que el alumno asimile estas actitudes poco a poco. También deberá cuidar sus actitudes ante el mismo lenguaje. A él le corresponde activar todas sus variables para poder actuar coherentemente.

Fuente : Ruiz de Francisco, Isabel ; Correa Santana, José Luis.  En: Lenguaje y Textos, 9. pp.63-69

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 948 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: